martes, 1 de junio de 2010

MIS REFERENCIAS LITERARIAS: EVELYN WAUGH

http://4.bp.blogspot.com/_ZKwi2HpR3M8/SyGFmTP_tNI/AAAAAAAAK40/tsY-x5ds79Y/s400/Evelyn+Waugh%2B1947.jpg

Escribimos nuestras impresiones principalmente en base a:


(1) "Soldado de honor". Miniserie basada en la trilogía Swords of honour. Con intérpretes como Daniel Craig, Nicholas Boulton, Selina Cadell y Megan Dodds.


(2) Retorno a Brideshead. Maxi Tusquets Editores. Traducción de Caroline Phipps. (Brideshead revisited)


(3) Una educación incompleta. Autobiografía parcial. Ed. De-Bolsillo. Traducción de Miguel Martínez-Lage.




(1) Con respecto a la miniserie, fue una sorpresa muy agradable. Creo que la trilogía Swords of honour no está enteramente traducida al español. Ya me advirtieron que no era la típica cinta de guerra. La he visto un par de veces. Creo que fue la primera cuando la vi con mi señor padre, el cual en un principio medio se decepcionó al no ser la típica película de la Segunda Guerra Mundial. Luego fue comprendiendo que era algo "muy filosófico". En efecto esta película está cargada de simbolismo teológico y filosófico. Es una crítica mezclada de humorismo y morbidez al ejército británico, que en contra de la propaganda oficial, se las vio y se las deseó antes de la llegada de los norteamericanos. Waugh nos dice, asimismo, que en esta vida no hay que esperar "recompensas inmediatas", pues muchas veces los que parecen triunfar son los que menos se lo merecen. Al contrario que Benito Pérez Galdós en El abuelo, Evelyn Waugh no anula el sentido del honor, sino que lo busca, lo redefine y lo defiende. La imagen del padre de Guy Crouchback es una sublime mixtura de bondad, ingenuidad y grandeza. Sin haber leído los libros y a pesar de los "saltos" que le puede dar a uno, creo que Daniel Craig interpreta muy bien el papel de Guy Crouchback.


Creo que es muy difícil plasmar una trilogía aunque sea en una miniserie (Ya sabemos lo que ocurrió con "Alatriste", mayor a una trilogía y peor encerrada en una película).



(2) Oficialmente Retorno a Brideshead está considerada como una de las mejores novelas de todos los tiempos, y vive Dios que es cierto. La edición que yo tengo es acaso la "definitiva". El mismo Waugh la escribe después de la Segunda Guerra Mundial, bajo la nostalgia y la melancolía de los tiempos de Oxford, pudiendo disfrutar de una vida relativamente cómoda ante los recuerdos de las carencias juveniles. No es exactamente autobiográfico, pero intuyo que todo en Waugh está bastante teñido de ello. El retrato vivo de una familia aristocrática católica con todas sus virtudes y defectos. La soledad de un muchacho que encuentra en su amistad con el excéntrico Sebastian Flyte acaso un "calor familiar" que nunca avistó en su propio hogar. Cuando le hablé a un amigo antes de mi primera visita a Lisboa, me dijo que me encantaría la ciudad y me la definió como "dulcemente decrépita". Pues bien, hay mucho de eso en Brideshead. Hay mucha paradoja y juego de palabras. Hay mucha historia y diálogo en tono de subliminalidad. Hay mucho humor inteligente. Hay mucha extravagancia y cierto snobismo que en buena medida me aburre un poco. Mucho tono pictórico, mucho anhelo. Cierto tono de desesperación, de frustración; situaciones en las que uno parece saber lo que quiere y al final no es tan así. Mucho trabajar ante la dificultad y al final, incluso una cierta y curiosa onda de saudade. Vivencias tragicómicas con parte de un libro de viajes. Al fin y al cabo es una novela completísima, con un espíritu didáctico innegable. Alcohólicas obsesiones, espinosas situaciones, encantos singulares, clasicismo enrevesado, dineriles temas, pomposas contradicciones, complejos pensamientos.


Sin duda, una novela pensada en el pasado para todo un siglo y con aire inmortal. "El pasado en marcha", como decía Arlindo Veiga Dos Santos.



(3) - De todas mis impresiones personales sobre la obra de Waugh, ésta es la que menos me ha gustado. Lógicamente, está incompleta, pues nuestro excelente novelista murió antes de tiempo. Murió siendo inmortal, pero pronto. La autobiografía tiene cosas muy interesantes, pero por una cosa o por otra me acaba aburriendo. Como digo, me aburre mucho el snobismo inglés. Me aburren hasta los snobs españoles, y hay más de uno y más de dos. Es muy curioso el vuelco tan profundo que ha dado Inglaterra en tan poco tiempo. No digo que antes fuera un paraíso en la tierra, y Waugh tampoco.

Descripción de la vida familiar, ingreso en el colegio, los años de Oxford....En cuanto a los clubes, había uno llamado White Rose, de indudable sabor jacobita, si bien por aquellos años Waugh se dejó ver por allá como por otros tantos (Para beber más que para otra cosa).

Nos da una idea muy completa de su incompleta educación, de sus vivencias y faltas, de su anhelo por la pintura, de querer ser alguien en la vida y parecer no poder....Y al final, lo vimos visto convertido en uno de los mejores novelistas de todos los tiempos, prácticamente sin "planearlo".


No sé si yo tengo la mente más sucia de la cuenta, pero me da la impresión de que el mismo Waugh reconoce que en su juventud tuvo alguna tendencia homosexual. Tenemos que tener en cuenta una cosa: Teniendo en cuenta el estilo literario inglés, y más el de Waugh, la traducción se propone como poco menos que imposible y puede dar lugar a muchísimas confusiones. Empero, eso de que de joven se dejara embelesar por la belleza de algún quinceañero pero no cayendo en la desenfrenada pasión en la que cayeron algunos de sus compañeros no sé cómo interpretarlo. Es curioso, pero estos jóvenes ingleses de internados se podían pasar hasta los veintipocos años sin ver mujeres prácticamente. Alec Waugh, hermano de nuestro autor, describió con abierta polémica en su autobiografía la homosexualidad existente en muchos de estos centros. Si a eso le añadimos ciertos "ideales griegos" entraremos más en contexto. Pero bueno, que es un detalle no más.


Es muy habilidoso al describir su genealogía, pues en muy pocas páginas nos da una idea muy acertada de su variada sangre inglesa (la mayor aportación), galesa, anglo-irlandesa y escocesa Yo para describir desde mis tatarabuelos "tardaría" unas ¿cien páginas por lo menos?


Es cierto que nos da una idea, aún incompleta, se reitera, de la forja de un gran escritor, de una personalidad inimitable, de un talento forzudo. Pero hay pasajes muy aburridos, quizá demasiado "típicamente ingleses", aun en el arte inconfundible de su narrativa, se antojan bostezantes. Tampoco le dio tiempo a describir en su autobiografía su conversión a la fe católica.



En fin: Pues que he disfrutado mucho y creo que me he empapado de buena parte de uno de los mejores escritores del siglo XX. He aprendido muchísimo y me sobrecoge el nivel intelectual de los católicos británicos desde que John Henry Newman iniciara por el siglo XIX el "movimiento de Oxford". Con Joseph Pearce fui descubriendo este mundillo, y mientras más leo más me gusta. Entre el espíritu práctico, el trabajo teológico y filosófico y la habilidad artística.





* Más sobre la vida y obra Evelyn Waugh:


Ronald Knox por Evelyn Waugh



YouTube - evelyn waugh



YouTube - Retorno a Brideshead - Videocrítica de José María Aresté



YouTube - Retorno a Brideshead (Libro + Película)



YouTube - Retorno a Brideshead (Brideshead Revisited)




YouTube - Sword of Honour - Trailer



YouTube - Sword of Honor ending



YouTube - Sword of Honour - Part 1



A Companion to Evelyn Waugh's 'Brideshead Revisited'



Evelyn Waugh, una pluma inquieta buscando la verdad.



An Evelyn Waugh Website



RETORNO A BRIDESHEAD (Evelyn Waugh)