lunes, 19 de julio de 2010

MIS REFERENCIAS LITERARIAS: ENRIQUE LÓPEZ ALBÚJAR. "MATALACHÉ".

http://3.bp.blogspot.com/_gr41FEso034/SRz5Yfrb5NI/AAAAAAAAY8I/PkXs-lskSy8/s400/Enrique+Lopez+Albujar+5.gif

-Ediciones Populares.

--Aquí venimos con esta novela peruana que, valiendo la redundancia, me regaló un peruano ex-compañero de trabajo, al que desde acá mando un saludo. Me llamó mucho la atención el título.

De López Albújar no conocía nada. No lo recuerdo ni en las magistrales clases de Luis Navarro García, ni tampoco en los trabajos de Fernando Muro. Dicen que es un precursor del indigenismo como tema. En esta novela no lo parece mucho.

Cabe reseñarse que me sorprende sobremanera la contestación tan suspicaz y agria en la correspondencia con Ramiro de Maeztu, insertada antes de comenzar la novela. Creo que lo que más le pudo molestar a don Enrique es el laconismo del ilustre vasco, más que otras consideraciones que a mi juicio, el autor se inventa sin venir demasiado a cuento.

"Matalaché" es una historia trágica del amor que una señorita hacendada siente por un esclavo mulato que vio truncado su destino. Yo destacaría lo bien entrelazado de las pequeñas historias y los diálogos y las vivísimas y riquísimas descripciones. Muchas veces tiene un tono hasta musical, en la suavidad del ambiente piurano, lleno de colorido y fortaleza.

Como "apunte social" de la Iberoamérica Negra, sin duda muy ilustrativo y agudo.

Ahora bien, como intento de novela historiada, me parece que cae en contradicciones de órdago. A saber: Nos situamos a principios del siglo XIX, en las guerras de independencia de América. Toda la culpa parece girar en los peninsulares, que son los que privan de libertad, voluntad y comercio, y mantienen un sistema racista y asfixiante. Bien, pero es curioso que cuando quiera poner el ejemplo de una mujer negra que se va a manumitir lo hace porque se casa con un "godo", esto es, un peninsular. Sin embargo, el retrato que nos hace de los criollos, los que él llama "blancos esclavizados", es precisamente el de las familias cerriles y esclavistas que en absoluto se quieren mezclar; para luego tener las más modernas ideas políticas. Creo que al final le acaba traicionando el subconsciente como quien dice. Durante un par de siglos hemos vivido entre tópicos que, curiosa y paradójicamente, se están rompiendo desde la literatura e historiografía hispanoamericana más que de otro lado, pues en España ha imperado el más hiriente de los silencios. No se crean que un servidor acá pretende justificar lo injustificable, pero la historia, y más la hispanoamericana del siglo XIX, es mucho más compleja de lo que se nos ha venido diciendo oficial y unilateralmente. Que el grito de guerra de Boves contra Bolívar fuera el de "¡mueran los blancos!" igual lo ilustra un poco. Precisamente en el mismo Perú los que más lucharon contra el independentismo fueron los indios, en especial los iquichanos (Pampa de Quinúa) al mando de Antonio Navala Huachaca.


Sea como fuere no culpamos a López Albújar, pues al fin y al cabo desde España es donde más se han mantenido estos tópicos como decimos. Por la contra, agradecemos este nuevo descubrimiento de la literatura americana que tanto siempre tuvo, tiene y tendrá que aportar. Una novela que el autor calificó de "retaguardista" frente a la "obsesión vanguardista" que ya se percibía en su tiempo y que como tantos otros buenos literatos del Perú marcó un sello y una época.


RESEÑAS DE HISTORIA: Enrique López Albújar Biografia



Enrique López Albújar - Literatura



Matalaché; Enrique López Albújar