domingo, 31 de octubre de 2010

MIS REFERENCIAS LITERARIAS: JOSÉ SEMPRÚN. "LA DIVISIÓN INFERNAL. BOVES, VENCEDOR DE BOLÍVAR".

http://image.casadellibro.com/l/im/6/8493044636+.jpg
Sitio web de esta imagen

http://2.bp.blogspot.com/_9xFZJWREkZA/SWCgJn0pyBI/AAAAAAAAD64/2Zmknar292M/s320/bobes_alfonsoII.jpg
Sitio web de esta imagen


* Ediciones Falcata Ibérica, Septiembre 2002, Madrid.


¿Recuerdan MIS REFERENCIAS LITERARIAS: JUAN USLAR PIETRI. "HISTORIA DE LA REBELIÓN POPULAR DE 1814".? Pues nada, a través de este enlace -José Tomás Bobes (1782-1814), he podido ir desgranando más bibliografía, y así, poniéndome en contacto con Librerías Ojanguren, adquirir dos nuevos títulos. Vayamos con el primero.


Sin duda, estoy ante el mejor libro sobre qué fue y qué no fue Boves que he tenido en mis manos hasta la fecha. Por las dudas que pueda presentar, no es un libro que "disculpe" a Boves, no es una leyenda rosa. Se trata de una obra histórica "desapasionada", contestando punto por punto a dos siglos de leyendas negras y embustes embaucadores. Entre otros, contesta al mismo Juan Uslar en sus teorías sobre Boves como "revolucionario social" y como "rebelde a la corona en el fondo"; esto es muy, muy importante. Y digo leyendas negras y embustes embaucadores porque hasta en las descripciones físicas se nos ha pintado a los líderes secesionistas como apuestos y bellos mientras que a Boves, Rosete, Agualongo, etc., son ejemplos de fealdad. Durante mucho tiempo se nos ha presentado a Boves como un bestia sanguinario-"rebelde sin causa", y durante alguna franja del siglo XX, para algunos Boves es un fortuito precursor de la lucha de clases que por circunstancias se acoge a la bandera del rey. Señores, ¿en qué quedamos? ¿Tan difícil es valorar la actitud de Boves, como la de buena parte del pueblo hispanoamericano, en su justa medida?

Y es que volviendo a Juan Uslar, vemos que cae en contradicciones flagrantes. ¿Cómo se explica que subraye el papel de Boves como "revolucionario social" y sin embargo abomine de los ademanes demasiado plebeyos de Rosete? Y no por ello dejamos de subrayar su obra como importante.


Con documentación contrastada, José Semprún nos va a enlazar el decurso vital de Boves desde la Península a Suramérica, hasta que por las circunstancias se va a convertir en adalid de los Llanos Venezolanos. Hay varias cuestiones a subrayar:

-La "asombrosa" falta de documentación sobre hechos de la vida de José Tomás Boves que se dan por sentados.

-Boves no sólo le jugó a Miranda y Bolívar en su propio terreno con atraerse a los esclavos negros a su causa, sino que fue aliado fundamental de masas de pardos libres, amén de contar con importantes canarios en sus filas, como Yáñez, Rosete, "Chepito" González (Ex-republicano), o como Tomás Morales, a través de cuya documentación no se nos presenta como rechazando a Boves precisamente. El papel de los indios también es de máximo relieve.

-La "adjetivación" de los llaneros como "cosacos del Nuevo Mundo" me parece sencillamente genial.

-El análisis del memorial del padre Llamozas también es fundamental. Memorial que fue rechazado en la Corte y que el autor va deshojando en su justo valor. Memorial que, por cierto, pudo haber presentado estando Boves vivo....

-Los estudios vexilológicos me parecen de singular importancia. Los llaneros de Boves, entre otras insignias, usaron la bandera roja y gualda. Así como los estudios sobre la uniformidad de las tropas, muchas veces en el olvido de tantos historiadores.

-Las constantes "disculpas" de historiadores como Lecuna a las proclamas y a los actos de Briceño, Bolívar, Campo Elías, Arismendi o Ribas; con eso que "claro, es que era una guerra". Por lo visto era guerra sólo para ellos, en el caso de Boves, va a ser sólo el odio por el odio. Proclamas que por cierto, en más de una ocasión se nos tilda a los "españoles europeos" de "raza maldita". Así, ¿nos extrañamos que uno de los gritos de guerra de las huestes de Boves fuera el de "mueran los blancos"? Por ejemplo se achaca que Boves no respetaba capitulaciones....Así es, en más de una ocasión no las respetó. Y no las respetó porque cuando lo hizo sufrió algún intento de atentado por la espalda que fue sofocado por soldados fidelísimos. Ojo que no justificamos nada, pero refrescamos la memoria: Bolívar no respetó el armisticio de Santa Ana, en los días de la campaña sobre Quito; y aprovechó para tomar por la fuerza la muy realista Maracaibo. ¿Por qué esto en Bolívar es un acto de heroicidad y desprendimiento y en Boves no es más que maldad absoluta? Pues porque estamos ante ideología y no ante historia. Porque no se quiere entender que un "blanco de orilla" (No un "mantuano ilustrado") se despejara como buen militar en uno de los conflictos más dolorosos de nuestra historia. Ello no significa que neguemos las terribles campañas de Boves; pero es que volvemos una y otra vez: Si analizamos las campañas de Bolívar y sus adláteres, son mucho peores. La misma proclama de Pasto nos dice que no respetaron la capitulación, y tampoco vacilaron en convertir los altares en regueros de sangre y en improvisadas casas de putas.

Al menos historiadores como Juan Vicente González han puesto el dedo en la llaga al denunciar a las claras los terribles asesinatos masivos de españoles en las bóvedas de La Guaira.

-El mismo capitán general Juan Manuel de Cagigal reconoce que a pesar de los feos que Boves le hizo (Como por ejemplo echarle en cara su incompetencia, "recobrando el honor de las banderas de España que él mancilló", en palabras del astur-llanero), nunca discutió su mando porque sabía que sin él no se ganaban las batallas. Lo mismo corrobora el mentado Morales.



-Y otro detalle que me parece radicalmente clave: Boves murió en la batalla de Urica; sus soldados, entre lágrimas, le hacen un cerco para que no se le toque un pelo hasta que es enterrado en la iglesia. No se le encontró dinero alguno, tenía 300 pesos que no llevaba ni encima. No fue el caso de Miranda, Bolívar y San Martín, por poner 3 ejemplos de los muchos más que me dejaría en el tintero, ejemplos extremadamente opuestos en cuanto a compañía y peculio.


-Con todo y con eso, nuestro autor sí profundiza en la confusión y desazón que provocó en los realistas americanos el fenómeno revolucionario en España; pero a mi juicio, se queda corto en la figura de Pablo Morillo, que entre otras "brillantes ideas", indultó a Arismendi (Por ser blanco...) en contra del parecer de Morales, y destruyó en muy buena medida la obra de los llaneros realistas que habían puesto en jaque a las "dos repúblicas". Morillo jugó un papel nefasto, no supo ser "pacificador" y no entendió (O no quiso entender) lo que pasaba en América. El aumento de las deserciones y de cambio de bando de muchos realistas corajudos en buena medida se debe a Morillo y "sus circunstancias". A veces acaba pensando uno que en los deméritos de España hay más razón para la victoria de los secesionistas que otra cosa, sin desmerecer la constancia y el genio militar de Bolívar.


Por lo que tiene de historia, de crítica historiográfica, de descripciones militares, de apéndices documentales, de láminas ilustrativas, nos parece una obra importantísima y una vez más, injustamente desconocida; cuando es una obra que debiera ser todo un referente en esta materia, pues no sólo está centrada en la figura de Boves, sino también desarrollada en torno a Benito Boves (Su sobrino), Agustín Agualongo, Basilio García; y de otros muchos personajes importantes para estos conflictos. Y de nuevo subrayamos que es la mejor obra que hemos leído sobre Boves hasta la fecha.


Pidiéndoos paciencia, no será el último comentario sobre este asunto que hagamos. Hay más obras....Ya os iremos contando.