miércoles, 1 de junio de 2011

MIS REFERENCIAS LITERARIAS: RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN (3). TRILOGÍA DE LA GUERRA CARLISTA.

http://historiasconhistoria.es/imagenes/valle1894.jpg
Sitio web de esta imagen: historiasconhistoria.es

-De nuevo venimos con el genio gallego. Ahora lo hacemos a través de la trilogía formada por Los Cruzados de la Causa, El resplandor de la hoguera y Gerifaltes de antaño; Colección Austral, Edición de Miguel L. Gil.

La Edición de Miguel L. Gil nos trae datos muy interesantes acerca de la biografía de nuestro autor; no obstante, en cuanto al análisis del carlismo en particular y de la Historia de España en general cae en una suerte de tópicos deformantes que en absoluto ayudan a comprender el contexto, ni tan siquiera el literario según mi humilde parecer. Y es esta visión reduccionista y maniquea de la Historia de España en parte muy culpable de deformaciones e incomprensiones que hasta la actualidad nos embargan.

Estamos ante una trilogía de libros no muy voluminosos, que Valle-Inclán pensó en principio para una serie al estilo de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós. Se iba a titular la serie como La España Tradicional. Al final no se llevó a cabo el proyecto como tal y se quedó la trilogía, con el "añadido último" -en Gerifaltes de antaño- de La Corte de Estella. Y bueno, con este tema concreto también exhibido en otras de sus obras.

Don Ramón comienza aquí el decurso literario a través del carlismo en Galicia, cuyo camino irá extendiendo al de Navarra. Nos hemos preguntado muchas veces: ¿Fue verdaderamente Valle-Inclán carlista? Casi diríamos que no, pero por ejemplo su hijo dice que sí, que sí que lo fue antes de su mudanza ideológico-espiritual. Afiliado estuvo y de hecho llegó a presentarse como candidato, y el mismísimo D. Jaime de Borbón le condecoró con la Orden de la Legitimidad Proscrita. Empero, lo que nos interesa aquí no es que Valle-Inclán haga una especie de "apología doctrinal legitimista", que como tal no la hace. Valle-Inclán, acaso en contraposición a la literatura "oscurantista" que durante todo el siglo XIX y parte del XX se cebó contra el carlismo (Por ejemplo "por mor de" Larra o de su admirado Galdós), aporta un tono épico-favorable en el campo artístico como reclamación de la legitimidad del movimiento político más antiguo del país. Aquí es el carlismo en el plano literario por encima de otras muchas consideraciones, y dentro de ello, podemos percibir cómo D. Ramón se encuentra muy apegado al estilo modernista de su siempre admirado Rubén Darío. En estas novelas hallaremos fuertes tonos esteticistas, quizá en algún parentesco con el "decadentismo" de cierto regusto británico; y ya vemos los albores del esperpento como género artístico. Y todo ambientado en el marco de la III Guerra Carlista, de donde Valle-Inclán recogió mucha información desde Galicia a Navarra, como decimos; y él le va a añadir ese toque literario con reticencias legendarias y en conexión con nuestro prurito indígena.

Por supuesto, seguiremos viendo a Valle-Inclán como maestro creativo y "recreador" de nuestro universal idioma: Galleguismos, gitanismos, neologismos, americanismos.... Sobre la base del excelso dominio de la lengua.


Para nos, un muy curioso y fructífero descubrimiento. Hasta aquí por el momento dejamos la lectura del eximio galaico y nos adentraremos en otros océanos librescos. Ya tendrán noticias....


MIS REFERENCIAS LITERARIAS: RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN

MIS REFERENCIAS LITERARIAS. RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN (2): LUCES DE BOHEMIA.