sábado, 4 de junio de 2011

MIS REFERENCIAS LITERARIAS: RUBÉN DARÍO.

http://1.bp.blogspot.com/_pAEitDiZvOw/SxpZLSSrYAI/AAAAAAAAGoA/kECSIrGNXwE/s400/ruben+dario.jpg
Sitio web de esta imagen: chiltepe54.blogspot.com

¿Recuerdan que a no mucho de inaugurar el blog hablábamos de TRÍO DE POETAS: RUBÉN DARÍO, JOSÉ SANTOS CHOCANO Y AMADO NERVO? Pues la verdad es que siempre estoy con lecturas sueltas del gran Rubén; no obstante, no me había puesto a releerlo conciezudamente hacía bastante tiempo. Ahora, pues, hablamos de Rubén Darío en base a "Poesías escogidas" (Edición preparada por Antonio Oliver Belmás ), Ediciones 29; y Azul.... de Colección Fontana y prólogo de Francesc Lluis Cardona Castro. En cuanto a prólogos, el de A. Oliver Belmás, también completado por su esposa, nos parece mucho mejor.

En estas lecturas he tenido un sentimiento un tanto extraño. No sé definirlo muy bien en verdad, pero bueno, lo voy a intentar: Como muchos saben, para mí Rubén ha sido siempre lo máximo. Es como si fuera mi "mentor espiritual" en los albores de mis inicios poéticos. No se crean que he cambiado de opinión, en mi persona siempre habrá un antes y un después de las lecturas del vate nicaragüense y siempre será una referencia de excelsa magnitud para mí. No obstante, he notado en estas relecturas cómo los gustos van cambiando, cómo las formas de escribir van ¿evolucionando? con el paso de los años. ¡Bueno, ni que hubieran pasado tantos! Empero, en estos últimos tiempos, aun con la primeriza influencia de Rubén siempre en el corazón, quizá mi poesía ha bebido más de fuentes como Fernando Pessoa (Más exclusivamente a través de Mensagem) y sobre todo de Miguel Hernández.

Rubén fue uno de los grandes espejos en los que me fui mirando en los universitarios años, donde poco a poco me hacía americanista entre los historiadores. Rubén ha sido ese gran nexo para que yo me atreviera un día a publicar mis versos, y de hecho, creo que su influencia se nota basante en ¿El amor es un embuste de poetas? Bueno, y también En voz alta. Es una influencia que siempre latirá en mí, por tanto, es una relectura siempre de dulce obligación. Siempre tendré en mente la "Salutación del Optimista".... Y ahora, he redescubierto el "Canto a la Argentina"..... Y el recuerdo de la Oda a Roosevelt....

Siempre, con las mudanzas lógicas de la persona y el tiempo, pero siempre, siempre Rubén Darío, con los recuerdos más abigarrados de una época que me formó para bien y para mal..... Y como demostración, valga una poesía de mi puño y letra por tan gran maestro.


A RUBÉN DARÍO

Oh, aristócrata del verso,
príncipe de los poetas americanos,
cuántas inspiraciones recibidas,
de tu verbo ecuménico hispano.


Señor de la lengua española,
excelso bardo de nicaragüense cuna,
azul cantor de la Argentina,
de nuestro idioma, músico de altura.


Pintor celestial y paisajístico,
gerifalte de la aurora tropical,
potencia de renovación creadora,
de la más admirable fertilidad.


Vaya esta libre oda por la memoria,
de quien fue mi primer buque-insignia,
Y es que Rubén, Rubén Darío,
siempre es la salutación del optimista.