jueves, 4 de agosto de 2011

COMO SI FUÉRAMOS IDIOTAS.

http://www.elconfidencial.com/fotos/noticias/2009012533rubalcaba.jpg
Sitio web de esta imagen: elconfidencial.com

Hace poco hablábamos del cinismo de quien actúa como si muchas cosas no existieran, porque claro, en verdad no le conviene que existan según sus presupuestos electorales. A ello se le añade un problema, y es el brutal distanciamiento de la oligarquía politiquera de la sociedad, una oligarquía que como todas las oligarquías, se hace contra la sociedad, no representándola (Carecemos con este sistema de cauce real para tal cosa), sino exprimiéndola, robándola y como guinda, tratándola como si fuera idiota. Sabemos que los discursos del congreso por lo general aburren a las ovejas, que hay que ser medianamente heroico para aguantar alguno… Pero con todo y con eso, hasta en las ruedas de prensa… ¿No nos fijamos que los políticos hablan un idioma que por mucho que sea el mismo nada tiene que ver con el común? Y no precisamente porque el lenguaje politiquero sea mejor, sino precisamente al contrario. Es un lenguaje idiotizado adrede, un lenguaje de quien se cree superior-pedante tratando a idiotas. Ni a niños pequeños siquiera, directamente a idiotas, contra una población que desprecian embebidos en su poder brutal.

Como si fuéramos idiotas… No pocos hijos del PSOE vienen ahora, precisamente ahora, a criticar el sistema capitalista, a los bancos…. Cuando precisamente su partido es el partido más despiadadamente capitalista que hay en España. Ahora culpa a los bancos, cuando es el partido que les ha inyectado el dinero de los españoles. Hablan de recortes sociales cuando ponen la jubilación a los 67 años y tienen todos los sistemas públicos arruinados (y para bastantes años)… Y cada vez que toman el poder, nos dejan con una crisis de padre y muy señor mío.

Hacen exactamente lo mismo que hace el PP con el aborto, “apuntarse el tanto” en la manifestación o en la tertulia televisiva y cuando llegan al poder, practican todo lo contrario de lo que muy malamente teorizan. No son ninguna alternativa real, sino por el contrario, unos pesos pesados, tan pesado que nos está asfixiando cada vez más.

En fin, los pilares de este régimen están podridos. Los pilares o el pilar, el partido único PPSOE, con sus aliados separatistas, quienes odian a España cobrando de todos los españoles, tratándonos como si fuéramos idiotas, naturalmente, porque nosotros lo consentimos. Cierto es que ahora, por lo menos, no pocos defectos de este pilar se están cuestionando a la par que cayendo a fuer de tragicómico descaro… ¡Por fin, ya era hora! Pero a nuestro juicio, tarde y mal. Y mal encauzado. Ya veremos…