domingo, 4 de septiembre de 2011

MIS REFERENCIAS LITERARIAS: MARIO VARGAS LLOSA (4): "CONVERSACIÓN EN LA CATEDRAL" Y "LA CIUDAD Y LOS PERROS".

http://www.fundacionfil.org/imagen/MVLGrande.jpg
Sitio web de esta imagen: fundacionfil.org

-Como un servidor de ustedes próximamente se largará a la Ciudad de las Reyes de la Flor y Nata de las Indias, no ha habido en estos días lectura mejor para inclinar el cuerpo hacia esta aventura de mi vida. Entrambos volúmenes (De la Editorial Punto de Lectura) los tenía desde el verano pasado si mal no recuerdo, y de verano a verano, como el que no quiere la cosa, los he ido degustando desde que el tórrido calor nos atoraba hasta que el fresquito comienza a aparecer valentón.

Dicen que Conversación en La Catedral es uno de los hitos de Vargas Llosa por lograr una cosa que le perseguirá a lo largo de toda su carrera literaria, y es el mantener esa suerte de escenas y conversaciones paralelas en una obra tan larga. Yo así lo reconozco, no obstante, también reconozco que a veces se me hace farragoso, pues para despistados sempiternos como yo, tratar de centrarnos y habituarnos a una trama constantemente "subdividida" puede resultar un ejercicio tremendamente dificultoso. Más de una y más de dos veces me he tenido que ir atrás en la lectura para no perder la lectura. No me ha pasado tanto con La ciudad y los perros, e incluso la historia me ha enganchado más.

Son lecturas recomendadas por un muy querido primo mío, y como recalco, muy atrayentes al menos en este proceso de la vida. No obstante, con el tiempo, digamos que Vargas Llosa se me hace cada vez más lejano, valga la paradoja en este caso. Su exageración para con las miserias (Peor es la negación, como intenté decir en Como si no existiera....), su desprecio enfermizo hacia cualquier "forma de autoridad" y sus no pocos maniqueísmos me van alejando de una figura a la que siempre estimé por la calidad de sus letras. Leyendo estos libros, compruebo que estos caracteres que me disgustan se plasman mucho en su literatura, más quizá de lo que me podría haber fijado a priori. Sin duda es un gran escritor, se huele a leguas; tiene una habilidad enorme, lo mismo innova que acude a los clásicos, tiene un estilo personalísimo, concienzudo. Lo cortés no quita lo valiente. Y bueno, quiera que no me está pintando Lima a través de Miraflores.... En fin, paradojas de la literatura, y de la propia vida, y es que no en vano las técnicas de trabajo de Vargas Llosa le han servido mucho a este que os habla para ir plasmando su propio mundo literario, entreverando anárquicamente realidad y ficción....

Por de pronto, acabamos con Vargas Llosa y empezamos con E. Hemingway. Ya contaremos...


http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com/2010/08/mis-referencias-literarias-mario-vargas.html


http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com/2010/10/enhorabuena-mario-vargas-llosa.html


http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com/2010/10/mis-referencias-literarias-mario-vargas.html


http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com/2011/02/carta-mario-vargas-llosa.html