domingo, 2 de octubre de 2011

MIS REFERENCIAS LITERARIAS: ERNEST HEMINGWAY. "EL VIEJO Y EL MAR" Y "POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS".

http://coacheshotseat.com/coacheshotseatblog/wp-content/uploads/2011/02/ErnestHemingway3.jpg
Sitio web de esta imagen: coacheshotseat.com

-Después del genial Jack London, la primera lectura hecha en América ha sido la de otro angloamericano. En la biblioteca de mis padres se hallaban El viejo y el mar y Por quién doblan las campanas, entrambas ediciones de Planeta de 1985, todavía con el olor de la tinta despedida de la máquina de escribir, aun con las hojas ya medio amarillentas.

El viejo y el mar en verdad me lo leí en España. Quizá me lo esperaba de otra manera, no tan de "forma cuentística". No por ello se desmerece, claro está, sino al contrario. Tiene quizá ese fondo de ingenuidad infantil (Dicho sin concepto peyorativo) conjugado con esa habilidad narrativa tan característica de los anglosajones. Las descripciones acerca de Cuba, del ambiente pesquero, de los pormenores de la grandeza de la mar, son harto interesantes. Es una historia corta y bien hilvanada, que va despertando la curiosidad constantemente mientras desbroza jugosos tonos de ternura.

Por quién doblan las campanas, acaso su buque-insignia, me ha sorprendido en general gratamente. Contrariamente a lo que pensé a priori, Hemingway capta muy bien la psicología y las entrañas de España; quizá a veces le sale ese "prurito protestante" que deforma la realidad del país.

Lo que medio me preocupa de esta obra es hoy un constante sobre la Guerra Civil, sí, "la Guerra" por antonomasia (Como si hubiera sido la única guerra entre españoles a lo largo de la Historia...). Porque Hemingway no oculta las crueldades cometidas en el bando "rojo"; no obstante, como algunos pseudo-historiadores de hoy, poco más o menos nos viene a decir que mientras que las crueldades del bando "nacional" fueron fríamente calculadas por el ejército, las crueldades del bando "rojo" fueron culpa de los "incontrolados", de un desorden más o menos lógico... Incluso el previsible Paul Preston ha tenido que recular algo en este sentido, pues ya resulta demasiado ridículo. Más bien al contrario, el bando "rojo" era quien ostentaba el ejército gubernamental y prácticamente la mayoría de la Guardia Civil. Los mismos gobiernos republicanos (Ya jacobinos ya marxistas) alentaron la violencia anticatólica desde que al mes de proclamarse la II República el flamante presidente Azaña (Quien por cierto murió confesado y comulgado) hiciera aquellas famosas declaraciones de la vida de un republicano y los conventos de Madrid.

Asimismo, Hemingway cae en el terrible maniqueísmo que la Guerra Civil fue una lucha de "fascistas contra antifascistas".....

Por favor, todavía Hemingway vivió en cierta época, pero a setenta años de esto, dejémonos ya de leyendas rosas y/o leyendas negras. Qué nos gusta una "leyenda" a los españoles...


En fin, dicho esto, hay que destacar de nuevo el papel narrativo de Mr. Ernest, su indudable habilidad periodística, su captación y amor por nuestro país y por sus "apéndices", algo que le persiguió toda su vida. Su talento de reportero se desbrozó desde la Piel de Toro al Caribe, en un formidable corpus de maderamen intelectual que reconoció amistades como Pío Baroja o Rafael García Serrano. La Meseta, Navarra (Esta españolísima región le fascinó especialmente), el Levante, el Sur.... Hemingway absorbió como decimos las vísceras hispánicas y las asimiló para su fecunda creatividad. Este libro está escrito sobre una época dura y dificultosa de nuestra historia, desde un corazón atormentado.


Un gran descubrimiento que seguramente mucho nos aportará.


Ernest Hemingway - Wikipedia, la enciclopedia libre


Biografia de Ernest Hemingway


Cuentos de Ernest Hemingway - Biblioteca Digital Ciudad Seva


Ernest Hemingway - Monografias.com