miércoles, 4 de enero de 2012

POEMA PARA EL QUE EMIGRA.


-Estos días están siendo difíciles para un servidor. La lejanía magnífica cosas que, aliñadas a la falta de dinero y a la nostalgia pueden ser letales. Aunque no podría tener mejor compañía. Son las contradicciones del emigrante. Y por eso de mi puño y letra lo intento expresar en verso:

POEMA PARA EL QUE EMIGRA

El que emigra espera,

Y el que espera, desespera,

Pensando en que su patria,

Está de todo menos cerca.


El que emigra echa de menos,

Gentes y momentos concretos,

Mientras su corazón se parte,

Entre lágrimas y tormentos.


El que emigra puede arribar,

Contento y con muchas ganas, faltaría más;

Mas cuidado con la impaciencia y la incertidumbre,

Que duramente vienen a golpear…


El que emigra halla contradicciones,

Que son como afiladas persecuciones,

Que no cejan en su bruto empeño,

Provocando agobios y temores.


Pero el que emigra tiene una ilusión,

Bien marcada en su pundonor,

Esa bandera lo mantiene a flote,

Para no caer en la quemazón…


Y es que el que emigra,

Necesita la fuerza de la poesía,

Para que en su alma henchida brote,

El coraje de la vida.