jueves, 2 de febrero de 2012

UNA POESÍA BRASILEÑA.

http://www.grupoescolar.com/a/b/44182.jpg
Sitio web de esta imagen: grupoescolar.com

-Será que por mi actual oficio de profesor de portugués y con el contacto que ello conlleva con profesorado brasileño, amén de las actividades programadas para los alumnos, pues, se me está contagiando una brasilidad curiosa. Aquí en alguna ocasión hemos hablado de aspectos importantes de la cultura brasileña, desde En torno a los movimientos de la negritud al gran poeta Arlindo Veiga Dos Santos. Aun en nuestra ignorancia el Brasil nos parece muy interesante en todos los sentidos, valga la redundancia.También saben que llevamos a Portugal siempre en la inspiración. Pero bueno, esta vez no destrozamos la preciosa lengua de Castro Alves, simplemente mostramos nuestra incipiente inspiración:


SE ME BALANCEÓ EL BRASIL

Escuché a Fernando e Sorocaba,
Paula Fernandes, Adriana Calcanhoto,
Bruno e Marrone, Chitãozinho e Xororó,
Copacabana Beat.... Recordé la lambada, Zé Ramalho...
Chico Buarque de Holanda,
Ney Matogrosso, Caetano Veloso,
Cascatinha e Inhana...
Se me vino el ritmo y la potencia de la capoeira....


Se me balanceó el Brasil,
del norte al sur, como una boyada por el mar,
como una piña buscando vino,
como un gran fado tropical de atlántica base,
espejo de promesas y sueños exprimidos,
en un sol bañado de trigo y azúcar,
en un aroma de café proyectado,
sobre una selva que no se acaba nunca.


En mis ojos percibí su reflejo de coloso,
con percusión de ondas celestiales,
con ríos, canoas, emigrantes y deseos,
con un ansia de imperio que se quedó en el camino,
que fue mal nacido pero se hizo interesante....
Ráfagas de momentos oportunos están llamando....
Y en fin, esta poesía es muy brasileña,
porque se me balanceó el Brasil...