lunes, 2 de abril de 2012

"PERIODISMO, CULTURA Y DINERO" - "ALERTA DIGITAL".

Alerta Digital

Periodismo, cultura y dinero

|


Dicen que cada vez se venden menos periódicos. Incluso que la gente joven se aleja cada vez más de la prensa. Ciertamente, con el auge y la consolidación de internet y la consiguiente inmediatez de las noticias, la prensa como se entendía hasta hace relativamente poco va perdiendo consistencia.

Asimismo, muchos percibimos que el periodismo se ha ido alejando a marchas forzadas de su primigenia labor cultural, entrando de lleno en los “intereses comerciales” de turno.

Entre los siglos XIX y XX los periódicos fueron promotores de la novela por entregas y/o de la promoción poética. Ya bien desarrollada la anterior centuria, los distintos intereses empresariales fueron engullendo a los periódicos y muchos de éstos fueron perdiendo su estilo, quedándose como mucho, más allá de lo que exponían de las agencias de noticias, en “periodismo de opinión”, y un “periodismo de opinión” que ha de atenerse a las circunstancias…

La prensa, pues, padece una excesiva y monótona politización. Y en nuestro tiempo, en verdad lo político sensu stricto es secundario, en tanto y en cuanto a que está subordinado a eso que llaman “los mercados”. Si a eso le añadimos la pobreza cultural y espiritual que padecemos, el resultado va siendo cada vez más desolador. Por ello, humildemente apelo a la natural función cultural que ha de haber en el periodismo, el periodismo como atractiva mezcla de noticia, opinión, independencia y mecenazgo si se quiere (Más allá de los suplementos), batallando constantemente con creatividad absoluta en un campo que quieren dejar en irritante quemazón.

Y es que muchos de nosotros hemos sido criados con engañosos discursos “culturalistas” que en la práctica son una absoluta mentira. Esta especie de nuevo despotismo ilustrado no se da cuenta que ya lo suyo fracasó entre los siglos XVIII y XIX, y que esa onda “belle epoque” no desemboca sino en utopías bañadas de sangre. Enfocan el amplio concepto de cultura malamente y luego pasa lo que pasa, que en verdad, no existe “promoción de la cultura” sino es la muy apegada a quien manda, en base a la adulación y al dinero. No se mira al que escribe por lo que escribe, ni tan siquiera por cómo escribe, sino para quién y por qué escribe. El que rompe esta regla puede considerarse, al menos por mi parte, como un verdadero “crack”, ya sea Arturo Pérez-Reverte, Juan Manuel de Prada o Alfonso Rojo, por poner algunos y diferentes ejemplos.

Uno, que intenta ser escritor, sabe lo difícil que es publicar con la pesada pescadilla que se muerde la cola: Si no eres conocido, no te publica nadie… Pero claro, ¿cómo así puedes hacerte conocido, si hasta llamas a los medios para que te hagan una mísera entrevista y no puede ser? Ahora se lleva mucho la autoedición o la coedición, esto es: Que tú pagas lo que quieres publicar bajo un sello, que tiene toda la gentileza del mundo en cederte su nombre-portada, y luego, por tu cuenta, intenta recuperar lo que has invertido.

Habrá quien dirá que yo soy un resentido porque a lo mejor no he tenido demasiada suerte…. Bueno, allá quien lo diga. Yo me considero hasta suertudo (Profeta en mi tierra si se quiere) si me comparo con otros que, con mucho más talento y productividad, caen en el ostracismo cuando no en la desilusión. Se están perdiendo auténticos talentos mientras se están ensalzando insoportables bodrios, y encima, la telebasura bombardeando todo el día. Así que o esto cambia o de lo contrario, la inanición, la desidia y la inercia se irán encargando respectivamente de los peores pronósticos. Creo que en nuestras manos está.

http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com