miércoles, 1 de agosto de 2012

PARA BOLLULLOS DE LA MITACIÓN (II).


-El mes pasado inauguramos esta saga poética que reforzamos con un poema muy especial, poema que ayer mismo rubriqué, dedicado a una de las personas que más quiero en este mundo, un bollullero insigne como es mi señor tío D. Ramón Moreno Becerril, uno de los fundadores del C.D. San Martín. De las cosas que peor se llevan estando lejos del terruño es precisamente la lejanía de la familia, es algo muy difícil de sobrellevar, de verdad.... Y en absoluto me puedo quejar de cómo va la vida en general, pero la sangre, la sangre tira mucho.... Y bueno, por más palabras que pueda poner en prosa, prefiero llamar la atención con los versos:


 A MI TÍO RAMÓN

La partida siempre es dolorosa,
y más cuando uno se va amargado, decepcionado,
porque de trabajo y expectativas,
en tu propia tierra te han privado.


Cuando uno se va asentando,
ya ve las cosas de otra manera,
pero estar tan lejos de la familia y de la patria,
es un dolor, una nostalgia, una gran pena.


Y estar tan lejos de ti,
mi querido y admirado tío Ramón,
es algo muy difícil de sobrellevar,
es demasiado hondo el peso en el corazón.


Ya me he enterado de lo que vas diciendo,
y no sé por qué será que no me sorprende,
ese optimismo y esa autoestima Moreno-Becerril,
siempre, siempre, siempre....


Ustedes nos inculcasteis los más hermosos valores:
Fe, trabajo, responsabilidad, educación, humildad...
Ay, pero esa pobreza de espíritu....
¡¡Eso tiene que terminar ya!!


Aquí estamos el tiempo que Dios quiere,
en eso apenas manda uno,
y por algo será que Dios está queriendo,
que estés mucho tiempo en este mundo.


Yo no pude conocer al abuelo José María,
y tal vez en tu ser muchas veces lo busqué,
como busqué tantas cosas que, gracias a ti,
pude en condiciones aprender.


Patriarca de una gran prole,
espejo de excelsas cualidades,
de esposo a bisabuelo muestras,
tus enormes credenciales. 


Apasionado del flamenco, la geografía y el deporte,
y de las más acaloradas tertulias políticas....
Cómo te echo de menos tito,
cómo me acuerdo de ti en Lima....


Podré echar de menos la primavera,
el puchero, las noches estrelladas o los olivos,
pero ninguna de esas añoranzas,
se comparan ni por asomo contigo.


Porque siempre serás un bollullero fundador,
siempre tendrás vocación de maestro,
siempre serás el campo en marcha,
siempre serás lo más difícil: Un hombre bueno. 


Hombre, pero disfruta de la vida,
que ya bastante has trabajado,
muchísima gente te quiere,
estás bien acompañado.


Que las caídas están para levantarse,
que la memoria viene y va,
y que tú, mi adorado señor tío,
por siempre, por siempre serás.


Me va a parecer mentira,
regresar a la tierra que nos vio nacer,
sólo quiero darte un gran abrazo,
sólo quiero que estés muy bien.


Y por eso van por ti estos versos,
porque tú eres una imagen, una bandera, un ejemplo,
¡tito, y es que para mí es
una tragedia que estés tan lejos!



PARA BOLLULLOS DE LA MITACIÓN.