jueves, 2 de agosto de 2012

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (IX).

 

 ESPAÑA LÚGUBRE

España, qué sola te estás quedando,
Lúgubre parece tu sonido,
Como el sauce de un cementerio,
Que yace en el apartado olvido.


España, ¿a dónde van tus hijos?
¿Saben siquiera de dónde vienen?
Ni viejos te van a quedar,
Ante las hercúleas columnas que te sostienen.


Otra vez el camino de la mar,
Tus vástagos están tomando,
Ahora se ve desde el cielo,
En aquellos aviones volando.


Pierdes juventud, vigor y conocimiento,
Dejando presos de la melancolía a los que se van,
Estás empachada de inmigrantes,
Y tus españoles emigrando cada vez más.


España, ¿quién entiende este percal?
¿Libertad? ¿Desarrollo? ¿Progreso?
Toda la palabrería hueca de mediocres,
Y sinvergüenzas está cayendo.


Pero hasta cuándo España, hasta cuándo…
Hasta cuándo durará este vacío.
¿Eres consciente de que la perdición te devora,
Mientras tu sangre se reduce al exilio?


Porque triste puede ser la emigración,
Mas la desaparición ya es la muerte.
¡España, despierta de una vez,
Ya es hora de que tantees a la buena suerte!




POEMA PARA EL QUE EMIGRA.


POEMA PARA EL QUE EMIGRA (II).



POEMA PARA EL QUE EMIGRA (III).

 

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (IV).



 POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (V).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (VI).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (VII).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (VIII).