jueves, 13 de septiembre de 2012

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XI).



PAPÁ

Papá, cumplo treinta y un años,
Estando muy lejos de casa,
Y he ahí la paradoja: Estoy contento,
Pero la pena me arrasa.


Me llevas treinta años y cinco días,
Entre Leo y Virgo nos debatimos,
Los recuerdos se agolpan poderosos,
En estos días pienso en ti muchísimo.


Tú me enseñaste las capitales del mundo,
Tú me provocaste el gusto por la historia,
Tú, por cogerme en brazos,
Sufriste una contractura casi crónica.


Cómo me gustaría una conversación de las nuestras,
En el plan más bestia posible,
Cómo añoro nuestra vehemencia,
Embadurnada de humor irascible….


Esmorecido por el llanto de la nostalgia,
Me cobijo en los más recónditos rincones,
Y en todos lados me parece verte, papá,
Sintiendo comunión con tus sentimientos y razones.


Y es que te siento como si fueras mi espejo,
Mi guía, mi luz y mi sombra,
Válgame Dios, papá, estoy deseando verte,
Para abrazarte y contarte tantas cosas….






POEMA PARA EL QUE EMIGRA.


POEMA PARA EL QUE EMIGRA (II).



POEMA PARA EL QUE EMIGRA (III).

 

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (IV).



 POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (V).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (VI).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (VII).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (VIII).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (IX).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (X).