miércoles, 2 de enero de 2013

GROSERÍAS (XVII)

 

SEGUNDA POESÍA INSPIRADA EN “EL CIPOTE DE ARCHIDONA”

A la memoria de Camilo José Cela.

Si cada vez que el carajo me picó,
Hubiera tenido un coño propicio a mano,
Tendría chiquillos por medio mundo,
A cual más feo y más raro.


A un cojo se le ata un nudo y ya es cojonudo,
Probablemente yo no seré nunca eso,
Pero la verdad es que hay que ver,
Cómo la tengo para la edad que tengo.


Yo tengo muchísima fuerza,
Allí, allí donde dijimos,
Y que mientras más viejo, más caliente,
Es conveniente advertirlo (Y admitirlo).


No estoy orgulloso de muchas cosas,
Mas sí de la fuente de la vida,
Que en mi caso se erige como mastodonte,
Que crece mucho cuando se le mima.


Y si hablaron del cipote de Archidona,
Yo puedo decir que el mío no se queda corto,
Ahora ya tiene derechos reservados,
Las que se lo perdieron, que les den por el orto. 






GROSERÍAS (V).


GROSERÍAS (VI).


GROSERÍAS (VII).


GROSERÍAS (VIII).


GROSERÍAS (IX).

GROSERÍAS (X)

 


GROSERÍAS (XIV).

GROSERÍAS (XV).

GROSERÍAS (XVI).