miércoles, 2 de enero de 2013

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XV).




PEQUEÑO TESTAMENTO

Poema dedicado a Francisco José Varilla Moreno, amigo del alma con quien conversé de este tema horas antes de ponerme a escribir.

Cómo me gustaría pasear,
Por las calles de mi pueblo,
Para allá me iría,
En este preciso momento.


Miro las fotos de mi gente,
Y los lagrimones fluyen torrenciales,
Los recuerdos se agolpan con potencia,
Amontonando momentos ideales.


Porque uno idealiza las cosas,
Cuando lejos de su tierra se halla,
Con todo, evocar la sangre,
Es como ondear la bandera patria.


Por eso yo quisiera una
Mañanita de sol reluciente,
Para pasear por la Calle Larga,
Con el rostro refulgente.


Quisiera embadurnarme de ese
Gran mar de olivos que conecta,
Los puntos cardinales de mi comarca,
Los puntos cardinales de mi tierra.


Cómo me gustaría estar más cerca,
De la familia con la que me crié,
De los amigos que nunca fallan,
Con los que desde chico jugué.


Cómo me gustaría, Dios mío, cómo,
Estar más cerca de donde nací,
Estar más cerca de donde quiero,
Que me lleven cuando me toque morir….


No sé los años que estaré por aquí,
¡Y que sean muchos al lado de la mujer que quiero!
Pero el día que cierre los ojos,
Que me lleven a descansar a mi pueblo. 






 


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (X).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XI).


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XII)


POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XIII).