domingo, 10 de febrero de 2013

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (XI).




 *Imagen extraída de www.flickr.com


CASA, VILLA Y TIERRA

La casa vieja sigue en pie,
Como el crepúsculo de las cartas,
El que en ella habita,
Protege tan insigne morada.


Aquellas casas de pueblo,
Perfume de viva tierra,
Las de las piedras grises,
O las de coloradas tejas.


Hogar, dulce hogar,
Casa de villa y tierra,
Cuando la tranquila seguridad,
Colmaba hasta en la azotea.


Parpadeos del ayer,
Que mañana no sabremos,
Pobres casas y tierras,
Pobres nuestros abuelos.


Los niños que en la calle,
Jugaban atravesando casas,
Los niños, la familia....
Madre de Dios: ¿Qué... pasa?


Para mí siempre supone,
Un latido fuerte, grande;
Pasear por los pueblos,
Viendo sus casas fulgurantes,.


El tímido brillo de la cal,
El aire de los patios,
A la salida de Misa,
La cercanía de los campos.


¡Viva la villa y la tierra!
¡Vivan sus tradicionales casas!
Que esta saudade sirva,
Para construir una real esperanza.








LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (III).


LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (IV).
  


LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (V).

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (VI).

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (VII).


LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (VIII).

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (IX).