viernes, 15 de marzo de 2013

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (XIII).



EL SEPULCRO DE DON QUIJOTE

A la memoria de León Felipe.

¿Por qué ya nadie cabalga como usted?
¿Por qué nadie recoge su montura?
¿Por qué nadie se aprovecha,
de su sensata locura?


¿Por qué nadie se acuerda de vos en Barcelona,
ni de su pelea con el vizcaíno?
¿Por qué nadie ubica su testamento?
¿Por qué nadie sigue su camino?


¡Qué solo dejaron su sepulcro,
oh, caballero del honor!
Cada vez más incomprendidos,
Parecen sus codazos de corazón.


¡Cuántos espumarajos facilones,
ante sus armas y sus letras,
cuando no manipulaciones burdas,
de sus hondísimas epopeyas!


Por eso, con atrevimiento quisiera,
Tomar sus riendas de hombre libre,
Lanzándome a la vida como una aventura,
En la que, Dios mediante, nada es imposible.


Don Quijote, vuesa merced es de los vivos,
Por más que abandonen su sepulcro,
La presión de hoy es un acicate;
Resonará algún trueno fecundo…







CLAMORES DE UN ESPAÑOL.

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (III).

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (IV).


CLAMORES DE UN ESPAÑOL (VI).

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (VII).

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (VIII).

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (IX).

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (X).

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (XI).


CLAMORES DE UN ESPAÑOL (XII).