miércoles, 3 de abril de 2013

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XVIII).


*Imagen extraída de rohaut.blogspot.com

POEMA DESESPERADO


Cuando veo un barco venir,
Busco la bandera roja y gualda,
Que me traiga el impacto instantáneo,
Del recuerdo de mi España.



Escozor y amargura se me juntan,
En los ojos, dispuestos a llorar,
Porque el barullo de las olas grita,
Lo lejísimos que está el hogar.


Los recuerdos de toda una vida,
Anudan la garganta a golpes,
Cerrando los ojos, la familia se aparece,
Anunciando la inmensidad del orbe.


Todos hablan mal de España,
Se miente, se escupe sobre su historia,
El presente se quema como el infierno,
El futuro parece sólo anunciar escoria.


Toda esa basura nacida de laboratorios europeos,
Siglos atrás por rivalidades de potencias,
Ha seguido cristalizando hasta el falso progreso,
Y a mí me ahoga la impaciencia.


Ay España, qué lejos te quedaste,
Y qué disgusto me dan las noticias que me llegan,
Negándote tanto a ti misma,
Estás negando a tus hijos que vuelvan. 





 




POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (X).

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XI).

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XII)

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XIII).





POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XVI).

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XVII)