martes, 21 de mayo de 2013

"IMPOSICIONES SEPARATISTAS" - "DIGNIDAD DIGITAL"


Imposiciones separatistas

 

Se percibe la desintegración de nuestra nación y de otras naciones. No es un hecho causal, es sencillamente que detrás de ese contenido democrático sólo existe un poder que quiere destruir a las naciones como paso para la ldestrucción y la degradación de las personas. En definitiva buscan para lo que llaman una nueva era, un nuevo hombre, un esclavo al servicio de los intereses más inconfesables, no quieren hombres que estén orgullosos de ser hijos de Dios, quieren esclavos que sólo sean un código de barras.



Por Antonio Moreno Ruiz 


Hace tiempo teníamos la oportunidad de hablar en esta casa de comparaciones odiosas con respecto a los separatismos antiespañoles (1). Por desgracia, el tema es tan jugoso que no sólo causa confusos problemas en el extranjero, sino que nuestros compatriotas, tan cegados por la mentalidad progre-liberal, acaban sucumbiendo ante los manidos pseudo-argumentos  de la más bellaca politiquería. “España no puede imponer a Cataluña… Hay que escuchar el clamor del pueblo… Todo se puede votar…” Empezar a ver el problema así es viciarlo de raíz. No se trata de que “España no pueda imponer a Cataluña”. Y encima se aludirá a “razones históricas”…. Pero, como dice Javier Barraycoa, autor del excelente “Historias ocultadas del nacionalismo catalán” (Ed. Libros Libres), al final el nacionalismo reconoce no basarse en la historia. No vayamos por ahí, porque el absurdo que  Cataluña era una nación independiente hasta principios del siglo XVIII que hubo una invasión española comandada por los Borbones no se sostiene por ninguna parte. Confunden “Sucesión” con “Secesión”…. Y esto es lo que se cuenta en los colegios, y en cada colegio de cada autonomía se cuenta una historia nacional independiente contra España…. De todas formas, ¿cómo se puede basar en la historia la burguesía oligárquica que lleva mangoneando económicamente a España desde el siglo XIX? 

Ya que hablan de imposiciones, ¿por qué no se dice que en Cataluña se impone el no estudiar en castellano? ¿Qué hay más facilidades para estudiar en castellano en Estados Unidos que en esta parte del nordeste de España? En Cataluña, desde hace tres décadas, no se puede estudiar en la lengua mayoritaria del país, una lengua que hablan casi quinientos millones de personas. Por ley, no se puede. A ver si nos vamos informando. Je, imposiciones… ¿Y acaso votó el pueblo español que la enseñanza les fuera entregada a los independentistas? Tal vez por eso tantos charnegos, descendientes directos de andaluces que fueron a trabajar y engrandecieron aquella noble tierra española, siguen los dictados de estos energúmenos iletrados a los que le falta tiempo para insultarnos a los andaluces, tachándonos siempre de vagos y cosas similares; y encima utilizan eso como un reclamo político en sus infumables campañas electorales (Todavía recordamos la actriz porno de Laporta…). Es curioso cómo en eso coinciden con la progresía farandulera de Madrid. 

Ya que se habla de imposiciones, ¿por qué no se habla de que una minoría política, tras unas Cortes no constituyentes donde sólo ellos se impusieron, a su vez –y valga la redundancia- impuso un sistema electoral (La Ley D Hondt) anti-representativo que favorece a los dos grandes partidos y a sus socios separatistas? En un sistema electoral como el británico, de diputado por distrito (Por cada 100.000 habitantes), donde cada voto vale lo mismo (Y no la circunscripción de tal provincia vale más que la otra), el separatismo no hubiera salido de la marginalidad. En cambio, partidos como UPD (Que no es santo de mi devoción), tiene menos diputados que los deshechos de los terroristas “vascos” a los que el PSOE y el PP ha favorecido con traidoras negociaciones que se ríen de las víctimas, teniendo tres veces más votos. ¿Y encima hablan de que los españoles no sabemos escuchar el clamor del pueblo?

¿Por qué esa minoría política impone suntuosas embajadas autonómicas con la complacencia del PP y del PSOE sin consultar con nadie? Sí, porque esa es otra: A los separatistas les pagamos todos los españoles, así como a toda la oligarquía politiquera, que se financia con nuestro trabajo y con nuestros impuestos. Ellos así lo impusieron sin consultar con nadie, como con nadie consultaron cuando comenzaron a inyectarle dinero a los bancos. 

Ya que hablan de imposiciones, ¿quién impuso las placas a Franco en catalán? ¿Quién impuso que en la inauguración del Camp Nou, en honor al general se bailaran sardanas y se cantara en la lengua de Jacint Verdaguer y Joan Maragall (Literatos que los separatistas, mayormente ignorantes, ni conocen)? ¿Quién impuso que en los últimos años del franquismo ya hubiera ikastolas? 

Ya que hablan de imposiciones, ¿por qué Pilar Rahola, la tertuliano-política que en su día andaba codo con codo con los reciclados terroristas de Terra Lliure quiso ridiculizar un joven aranés le dijo que en caso de independizarse Cataluña, el valle de Arán también tendría derecho (2)? ¿Respetarían la voluntad de los araneses de no secundar el proyecto secesionista de CIU, ERC y compañía? Y así como a los araneses, ¿por qué quieren imponer sus absurdas teorías y corruptas prácticas a valencianos, baleares e incluso a una parte de Aragón? 

Ya que hablan de imposiciones, ¿por qué no dicen que tanto en la II República como en la Constitución de 1978 sólo quisieron autonomía para catalanes y vascos y no para el resto? ¿Por qué se impuso la brutal mutilación de Castilla, a la que se le extirpó Madrid, La Rioja y Cantabria?

Ya que hablan de imposiciones, ¿por qué 300.000 vasco-navarros, por culpa del terrorismo comunista, han tenido que irse de su terruño durante todos estos años en otras regiones de su patria,  exiliados en su propia patria, siendo una vergüenza que no encuentra parangón en Europa?

Y esto con el concurso entusiástico-fanático de la izquierda y con la cobardía silenciosa y cómplice de la derecha. Bonita manera de defender a los obreros de los primeros y bonita defensa de España por parte de los segundos….

Pero no, no se trata de imponer. Son otros lo que imponen. Mejor dicho: Son siempre los mismos los que imponen. Y sólo para beneficio de una absoluta minoría que ha convertido a Cataluña, una de las regiones modelo de toda Europa, en el estercolero de más de medio mundo, donde el nombre que más se repite no es Jordi, sino Mohamed. Esa Cataluña abierta, emprendedora, valiente, comerciante, trabajadora, marinera, aventurera; ese motor industrial de inteligencia e intuición ya no existe. Allá donde el separatismo se aposenta, es como Atila: No vuelve a crecer la hierba. Ese vasco como arquetipo español, esa fuerza, esa garra, esa mentalidad empresarial, ese valor militar…. Todo por la borda, convirtiendo aquella bellísima región siempre fiel a Castilla en un círculo de miedo y desconfianza. 

Y todos nuestros progres, obsesionados con el contrato social de Rousseau, con que todo se vota, con eso que el filósofo Gustavo Bueno ha llamado el fundamentalismo democrático…. Sin embargo…. ¿Por qué no aceptan la voluntad popular de los húngaros que libremente votan al Jobbik, de los franceses que votan al FN o de los austriacos que votan al FPO? ¿Qué tienen que decir entonces de los alemanes y los austriacos que libremente votaron a Hitler? 

¿Imposiciones? Sí, las del separatismo y las de su siempre cercano terrorismo. Imposiciones, mentiras e hipocresías muy fáciles de desmontar y contra las que el pueblo español debe combatir por derecho. Ya está bien que un grupo de señoritingos ignorantes destroce la tierra de nuestros padres e hipoteque nuestro futuro con la complacencia de todo un sistema montado por y para la corrupción. No nos engañemos: Esto nada tiene que ver con la cultura ni con las lenguas ni con la historia. Es una estafa intelectual, política y económica a la que con legitimidad y dignidad, todos los españoles tenemos derecho a decir basta.