martes, 28 de mayo de 2013

MIS LECTURAS: "TRAIDOR, INCONFENSO Y MÁRTIR", DE JOSÉ ZORRILLA.

File:Jose zorrilla.jpg
Full resolution

-Repetimos con el teatro. Y con libros de bolsillo. Edición de Fontana - Clásicos Universales, y otra vez prólogo de Francesc Lluis Cardona Castro.... Qué sería de mi biblioteca y mis conocimientos si no... Zorrilla, el vallisoletano universal. Ahí es nada. Uno de los nombres más conocidos de nuestra literatura. Arquitecto definitivo de Don Juan Tenorio, mito de raíces barrocas; sin embargo, siempre sostuvo que su drama más logrado era éste que intentamos comentar.

Es curioso cómo el romanticismo y el liberalismo se coaligan en el siglo XIX para denigrar la figura histórica de Felipe II. Benito Pérez Galdós es una prueba de la saña que se muestra para con este personaje tan importante de nuestra Historia, llegando a desfigurar su personalidad en una labor propagandística ardua, al alimón de tirarnos piedras en nuestro propio tejado. Esa autoflagelación verá su culmen tras la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, con la consiguiente Generación del 98 y el llamado regeneracionismo....

Según esta negativa ideologización, el segundo Austria español fue responsable de que el rey Don Sebastián de Portugal no apareciera, y siglos después de su muerte, se crea otra leyenda negra para decir que tomó el trono de Portugal por la fuerza y de que es muy posible que llegara a evitar la vuelta de su sobrino, que no habría caído en Alcazarquivir.... Pero la realidad histórica es muy tozuda, y el caso es que Don Felipe, que siempre profesó un gran cariño a Portugal, pues era hijo de madre portuguesa y en muy buena medida como portugués fue criado, le desaconsejó encarecidamente a su muy querido sobrino la campaña de Marruecos, anticipándole lo que le podía pasar. Una vez que el rey luso fue muerto en el norte africano, el trono luso quedó vacante y por ley a él le correspondía. Cierto es que comenzó una campaña política y militar muy concienzuda (Tal y como se documenta en Las reglas del viento, de Carlos Canales y Miguel del Rey), como es cierto que siempre que pudo procuró la paz y no la guerra hasta que no tuvo más remedio, teniendo paciencia de años para entrar en cada pueblo como portugués, respetando las leyes e instituciones portuguesas; lo que buena parte del pueblo del otro lado del Guadiana acogió de buena voluntad y por eso, en agradecimiento, incluyó las ramas de olivo en su escudo. Mientras tanto, la "oposición", encarnada por el prior de Crato, le entregaba las colonias portuguesas a Francia... Y buena parte de la nobleza portuguesa quería la unión con España, más que la nobleza castellana y que el propio Felipe de Habsburgo.

Se creó el mito sebastianista, un mito de cierta conexión con la tradición artúrica, pero, curiosa y casualmente, muy jaleado por la comunidad hebraica.... El rey no había muerto en la batalla de Alcazarquivir y vendría de nuevo a reinar en Portugal.... Aprovechando esto, se presentaron en la Península varios impostores para crear intrigas y obtener prebendas; y aquí es donde se desarrolla el drama de Zorrilla. Romántico liberal (Y sin embargo, hijo de carlista), le da total credibilidad a esta patraña, y crea todo un mundo poético brillante, de unas escenas muy bien descritas, con ese clásico ritmo hispánico de rimas cortas y constantes, donde cada verso parece un dibujo y donde la calidad se destila y desparrama a cada página, creando un suspense la mar de profundo y coherente. Como pieza artística, una joya, mas como testimonio  de la Historia, una nulidad.

Se nos queda un sabor agridulce; con todo, no podemos negar que ha sido un gran (re)descubrimiento.

Y siguiendo con los libros de bolsillo, el teatro y el romanticismo, ahora vamos con Espronceda. Ya contaremos...