jueves, 18 de julio de 2013

ASCO Y GIBRALTAR




Asco. Sí, asco. Es lo único que puedo sentir ante muchos de mis compatriotas.

Resulta que José María Carrascal da una conferencia en La Línea de la Concepción sobre la vergüenza de Gibraltar, acrecentada especialmente desde la época de Felipe González y hay hasta algunos compatriotas (sí, muy pocos, pero el caso es que los hay) que protestan, defendiendo a la colonia narco-contrabandista que tiene más empresas que habitantes y que Inglaterra plantó hace tres siglos ilegalmente (La plaza se rindió a nombre del archiduque de Austria, nunca al imperio británico), matando y expulsando a sus nativos habitantes, que tuvieron que fundar el pueblo de San Roque, frente a los posteriores invasores procedentes de Inglaterra, Irlanda, Malta, Italia, Marruecos etc. Pero ya se sabe, hay holocaustos de primera y de segunda.... Y bueno, amén de la consideración histórica evidente, se trató y se trata de un plan político-económico establecido para fastidiar a España. Y hay gente que, desde arriba a abajo, defiende esto por puro negocio, por contrabando, por tapadera.... Por pura miseria y ruindad.

Asco, asco es lo único que se puede sentir. Que Europa está jodida, hasta ahí de acuerdo. Pero el nivel de corrupción poítica y bajeza social y mediática al que ha llegado España traspasa todo lo soportable. Pero todo se paga, y aún no hemos visto nada.