martes, 30 de julio de 2013

QUÉ PESADOS CON EL PAPA....

*Imagen extraída de www.periodistadigital.com


-De verdad, ojalá se acaben ya los espectáculos de masas de la JMJ y etcétera. Porque aunque hay cosas buenas, como alguna vez dije (EN TORNO A LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD.), en verdad al final es contraproducente, sobre todo por cómo a la organización y a los obispos les gusta hacer el caricato con coreografías yanquis. Y miren ahora el organizador de las coreografías.... Así que mejor dejemos ya esto de una vez.

El estilo del Papa Francisco es desordenado, como lo fue en no pocas ocasiones el de Juan Pablo II. No obstante, es curioso cómo progres y supuestos puristas están en perfecta sintonía para, con una categoría moral pretendidamente elevadísima, sentar cátedra cada vez que el obispo de Roma dice esto o aquello. Ahora el revuelo con lo de los homosexuales.... Con todo, lo que dice el Papa es: 

 "Se escribe mucho del lobby gay. Todavía no me encontrado con ninguno que me dé el carné de identidad en el Vaticano donde lo diga. Dicen que los hay. Cuando uno se encuentra con una persona así, debe distinguir entre el hecho de ser gay del hecho de hacer lobby, porque ningún lobby es bueno. Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy bella esto. Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby”.


¿Pero y alguien se ha molestado en saber qué es lo que dice el catecismo y cuáles serían sus consecuencias? ¿Cuáles serían las consecuencias de integrarse a la sociedad si de veras se busca y se encuentra a Dios, facilitando esa conversión en vez de la "crítica agresiva" o el insulto?
No es el estilo que más me gusta. Me parece medio confuso, desde luego. Con todo, que progres y liberales manipulen todo lo que quieran, pues bueno... Pero que haya supuestos más papistas que el Papa que caen en lo mismo, sólo demuestra que son peores que ésos a los que dicen criticar.

En fin, a ver mañana, cuando el Papa se atragante con una galleta en el desayuno, qué conclusiones magistrales nos esperan por parte de tirios y troyanos....