domingo, 29 de septiembre de 2013

A MI TÍO PEPE (II)



-Tras mandarlo en primicia a mis primos, expongo este poema dedicado con toda mi alma a mi tío Pepe, quien está pasando un momento regular allende los mares.


TU PATRIA, TU HERMANDAD Y TU SEVILLA

La inmortalidad has sembrado,
con tu fe y tu descendencia,
tus hijos son el ejemplar tesoro,
de una luchadora evidencia.


No te apagues, primo. ¡No!
Tú eres Sánchez. Valiente, noble
y directo como un león. Ruge y
pelea. Sé fuerte como un roble.


Reza hacia la ermita. ¡Tu ermita!
Aférrate a la cruz del Gran Poder,
y ponte a Sus pies, como Su Madre,
Nuestra Señora de la Merced.


Primo, mucha fuerza y para adelante,
mi corazón de ti no se despega,
tu patria, tu hermandad y tu Sevilla
se funden en una gran bandera


que ondea hacia tu rostro,
con el mástil de la esperanza.
Primo, para adelante siempre,
con fervor, pasión y ganas.








CARTA A MI TÍO PEPE