lunes, 2 de septiembre de 2013

CLAMORES DE UN ESPAÑOL (XIX)



  • TOMÁS MORALES


    “Hombre inmortal, héroe de la España”,
    Pronunció Tomás Morales,
    Caudillo isleño de la lealtad,
    Combatiente en horas fatales.



    “Hombre inmortal, héroe de la España”,
    El Taita Boves cayó en Urica,
    Como el Cid, una muerte victoriosa,
    Del Rey la lanza más florida.



    Como en una junta de almogávares,
    Tomás Morales asume la jefatura,
    Galopando con laureles hacia Maturín,
    Cavando la insurgente sepultura.



    De pulpero a soldado, “blanco de orilla”,
    De las Islas Afortunadas a Venezuela,
    Luchando para que América no se separase,
    Para que las Españas no murieran.



    Morillo ni escuchó ni entendió,
    La visión de la guerra en América,
    De un canario que vivió la batalla,
    En la derrota y la victoria como experiencia.



    La América Virreinal fue muerta,
    Entre propios y extraños,
    Mas nos queda el honor de quien,
    En la pelea mostró redaños.



    ¡Oh, Tomás Morales,
    Que no se apague tu brava memoria,
    Ni de los que las banderas de España,
    En las Indias ondearon con gloria!