sábado, 7 de septiembre de 2013

LO DE ESPAÑA ES OLÍMPICAMENTE GRAVE




Esto de las enésima frustración por no ser Madrid la sede de las olimpiadas me provoca un par de enjundiosas reflexiones:

1) El patrioterismo de quien en verdad no tiene más patria que el dinero, y que con mil charranadas iba a hacer otra "Expo" y otro Cobi como el del 92, que benefició a los cuatro listos de siempre que por supuesto, no pagan impuestos.  Nos venden la moto de más empleo y moral pero nadie se explica de dónde va a salir el dinero para completar el 20% de las instalaciones que faltarían.... Con todo, hay más borregos de la cuenta que los secundan, y que desde luego, pasan por alto el terrorismo de estado de Felipe González y los dineros de Bárcenas y Rajoy pero lloran como magdalenas por el fútbol...

2) El antipatriotismo partidista, acomplejado, cobarde y sectario de la progresía, muy servil del imperio británico y de Yanquilandia, por cierto. Y el caso es que toda esta maraña roja apenas existiría de no ser por las subvenciones de los primeros.



De verdad, lo de España es grave. Olímpicamente grave. Yo creo que ni pasando hambre de verdad se nos quitan las tonterías. Pero bueno, dicen que sarna con gusto no pica, así que a seguir disfrutando.