jueves, 10 de octubre de 2013

LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMERICANOS (XVIII)



MUERTE EN URICA

Un lanzazo traicionero,
Ha acabado con la vida del Taita Boves.
Parece que su abatido caballo llora.
Y sus leales y bravos soldados hacen lo mismo.
¡Qué tragedia la muerte de José Tomás!


Se afianza la Devotio Iberica en la Tierra Firme,
Ahora Tomás Morales es el director de la bélica orquesta.
No hay tregua para los que mataron al Taita.
No hay tregua para los enemigos del Rey.
Y cual Cid llanero, Boves gana batallas a caballo después de muerto.


Los insurgentes no son nadie. ¡Nadie!
Oligarcas mantuanos y españoles renegados.
Y lacayos del imperio británico. ¡Nadie!
¿No querían guerra a muerte? ¡Ahí tienen!
Nuestras banderas chorrean con la sangre de los enemigos.


Y se bordan exclamando vivas a Boves,
Morales avanza arrollando hasta Maturín.
Los separatistas huyen. Ya no pueden degollar gente indefensa.
Se saborea la victoria…. ¡Pero qué pena!
¡La mejor lanza de las Españas ha muerto en Urica!




















LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMER...


LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMER...

  
LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMER...


LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMER...


LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMER...
 

LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMER...

LA EPOPEYA VILIPENDIADA: LOS REALISTAS HISPANOAMER...