jueves, 10 de octubre de 2013

LOS ESPAÑOLES DEBEMOS APRENDER IDIOMAS



En España existe una estúpida reticencia a aprender idiomas. Desconozco la razón. Pero pasa en muy pocos lugares del mundo. Es algo que, por ejemplo, no le pasa a nuestros vecinos portugueses. Moros y europeos del este, o subsaharianos, así estén en la extrema pobreza, alcanzan a hablar otro idioma amén de su lengua materna.

Como ejemplo personal, puedo decir que el saber portugués me facilitó muchísimo el insertarme en el mundo laboral peruano. En Lima, aparte de peruanos, conoce uno a muchas personas de toda Sudamérica, pues hay bastantes brasileños, colombianos y venezolanos, y también argentinos y chilenos. Y por lo que observo, se valora mucho el saber idiomas, más allá del inglés; que también es cierto que acaso tiene un influjo excesivo cuando no grotesco. Ahora, con esto del mundial y las olimpiadas, y aparte, por la subida de los negocios con Brasil, la demanda de aprendizaje y traducción de portugués ha subido muchísimo, y la gente mira para bien que sepas portugués. En cambio, en España, cuando decía que sabía portugués, la gente lo tomaba a cachondeo, y decía que eso para qué servía... Y si le recuerdas a tus paisanos que eres tierra de frontera, que el Algarve lo tienes apenas a una hora y que Lisboa está más cerca que Madrid, es como si hablaras en chino.  Qué vergüenza....

Así las cosas:

-La supuesta fiebre bilingüe promocionada por Esperanza Aguirre y demás liberales acomplejados, lacayos del imperio británico, en absoluto sirve para nada ni está planteada en términos académicos ni nada de nada.

- Con todo, el aprendizaje de idiomas debe estar en una de las máximas prioridades sí o sí. Hay que estudiar más, prepararse y diversificarse. Si no quieren inglés (que guste más o menos, es la mar de práctico), otro. Pero aprender idiomas, amén de conocer nuestras raíces grecolatinas, sirve tanto para lo útil como para la cultura y la lógica en general, desarrollándose la persona mucho mejor en todos los sentidos.