miércoles, 30 de octubre de 2013

CONFERENCIA "LA HERENCIA HISPANOAMERICANA EN EL FLAMENCO", EN EL CENTRO ESPAÑOL DE LIMA.






-Algo más de un mes después vengo con algunas imágenes y con el contenido de la conferencia que tuve la honra de impartir en el teatro Federico García Lorca del Centro Español de Lima, gracias a las gestiones de los infatigables amigos de la Asociación de Jóvenes Españoles del Perú.


Pasen y vean:





Más imágenes en - CONFERENCIA "LA HERENCIA HISPANOAMERICANA EN EL FLAMENCO"

POR QUÉ ESTOY EN CONTRA DE HALLOWEEN


Como diría Jack el destripador, vayamos por partes:

1) Los celtas no se disfrazaban de brujas o de zombis, ni pedían trucos ni tratos, lo cual, por cierto, tiene una rima la mar de jugosa.

2) A quien le guste disfrazarse, tiene el carnaval para lucirse.

3) De los norteamericanos podríamos aprender su espíritu de libertad y responsabilidad, pero en cuanto a la cultura y tradición permítanme que me descojone de los acomplejados que los mal imitan y no conocen y hasta rechazan lo suyo.

4) Yo soy cristiano, y desde luego, no es nada cristiano hacer el mamarracho gratuitamente y tomar festividades tan sagradas como el día de Todos los Santos y el día de los Fieles Difuntos en vano, pasando por algo que nada tiene que ver con el "paganismo histórico" y sí con modas absurdas, propias de una sociedad decadente y enferma. Que cualquier tiempo pasado no fue mejor, de acuerdo; pero desde luego, no fue peor, y esto cada vez es más insufrible.


Y así las cosas, como se dice en mi pueblo, "dejarze ya de mamoneo, jab´o no".






*Imagen tomada de El Rincón de Don Rodrigo

sábado, 26 de octubre de 2013

UN AÑO SIN PISAR MI TIERRA…



No hace mucho escribía sobre mis dos años en el Perú (*). Ahí contaba básicamente mis impresiones. Ahora vamos hacia otra efemérides, y es que la última vez que pisé mi tierra fue del 18 al 25 de octubre del 2012. Fue un viaje relámpago para la boda de mi hermana… Y en verdad ni una semana siquiera, pues entre una cosa y otra, dos días me los pasé en aeropuertos. El vuelo Lima-Madrid es de doce horas; luego, tuve que esperar varias horas para el vuelo de Madrid-Sevilla… Y entre que son siete horas de diferencia… Salí de Lima el 18 de octubre por la tarde y llegué a Sevilla el 19 de octubre por la noche…

Recuerdo que de Lima a Madrid dormí varias horas del tirón, por lo que el viaje se me hizo mucho más liviano. Tenía miedo que, siendo tan grandísimo el aeropuerto de Barajas y siendo más grande todavía mi despiste, organizara allí el caos del siglo. Pero, amén de estar con dos valencianos que, como miles de compatriotas, no nos ha quedado otra que intentar “hacer las Américas” (Para que encima el personal se crea que aquí se hace uno de oro al momento), las indicaciones son tan claras que no me hizo falta ni preguntar. En aquellas horas de espera, a pesar del cansancio, tocaba comer, leer y dar más vueltas que un maricón en una feria. Y cuando por fin cogí el vuelo de Madrid a Sevilla, había dos niños al lado que me decían estar nerviosos porque llevaban semanas sin ver a sus padres. Cuando yo les dije que llevaba trece meses los pobrecillos me miraron como si fuera un marciano.

Y cuando llegué al aeropuerto de San Pablo… Dios mío, aquellos cuarenta minutos se me hicieron eternos…. Como es mucho más pequeño que el de Barajas, uno puede ver del tirón quién está esperando, y entre el gentío vi a mi madre y a mi hermana y ni me acordé de la maleta, fui a abrazarlas… ¡Qué sensación! Por más que uno intente escribir, es para nada… Tanto tiempo lejos de la familia de la que no te has separado en treinta años y de repente verla ahí… Pffff….. Luego, quise entrar para esperar la maleta y me querían poner problemas porque se creía la muchacha que yo era de los que estaba esperando.

Cierto es que el aeropuerto de San Pablo es más pequeño que el de Barajas. Y que el Jorge Chávez de Lima. No obstante, cuando compré el billete en la oficina de Iberia de Lima, me dijeron que el equipaje no lo podía mandar directamente de Lima a Sevilla aunque viajara con la misma empresa, así que en Madrid me tuve que entretener en facturar de nuevo el equipaje, y en gastarme unos cuantos euros. En cambio, en Sevilla me dijeron que por supuesto que eso era posible, así que una vez que facturé allí el equipaje, ya no me preocupé hasta que llegué a Lima. Así son las cosas…

Y bueno, ese día, para casa, a disfrutar de mi familia, a entregarle los regalos a mi hermana, luego a esperar a mis tíos, y luego a irme con mis amigos, que me habían preparado una fiestecita allá por el camino de Monesterejo, con buena comida, buena bebida, y una candela para calentarse de la blandura ante el insistente mar de olivos del Aljarafe. Mis amigos, siempre atentos, aquellos que días antes de partir para Lima me hicieron aquel magnífico cumpleaños en la Cruz del Ponce.... ¡Qué afortunado soy en parentela y amistades! Creo que no hay mayor tesoro que ése.

Cinco días mal contados… Después de estar en la otra punta del mundo… Se me quedaron tantas cosas pendientes por hacer… Fue un choque emocional del cual me costó mucho recuperarme, si es que me he recuperado…

Y, aun en tan poco tiempo, me di cuenta del bajón que había pegado mi país en todos los sentidos. Trece meses pueden dar para mucho.

Poco puedo añadir sobre mis dos años de estancia en el Perú. Pero desde la óptica de estar un año sin pisar mi tierra, puedo decir lo siguiente:

-Mal que bien, mi pueblo siempre será el ombligo del mundo. Al menos de mi mundo. No podría hacer nada sin pensar en mis más íntimas y hondas raíces. Si García Márquez se inspira en el Caribe para todo, yo hago lo propio con Bollullos de la Mitación y sus alrededores.

Lo que más anhelo es la Semana Santa, esa Semana Santa embadurnada de incienso y azahar… Con todo, mi visita fue en una época muy dulce del año: El otoño; ese otoño de poleadas, castañas asadas y olor a tierra mojada, ese otoño que siempre está llamando a Cuatrovitas, como ahora mismo…. Ese tipo de imágenes impregnan la retina y el paladar, y renunciar a eso sería renunciar a las raíces, y renunciar a las raíces es renunciar a uno mismo. Estando lejos, esos puntos claves se hacen más nítidos y se van traduciendo en forma de inspiraciones y melancolías varias, saboreando sensaciones hasta ahora prácticamente desconocidas.


-Soy un hombre felizmente casado. Mi mujer es lo mejor que me ha pasado en la vida. Naturalmente, me hubiera gustado poder compartir aquellos momentos con mi familia, pero no pudo ser… No obstante, con mi mujer y mis amigos de la Asociación de Jóvenes Españoles del Perú me sentí como en casa. Solo tengo palabras de agradecimiento y gratitud. La adaptación no es fácil  en ningún sentido y entre todos me ayudan mucho. Y con mi mujer al lado siento que todo lo puedo.


-Volveré a España cuando pueda… De vacaciones. Procuro no hacer muchos planes a futuro, pues en estos dos años me ha cambiado tanto la vida que mi visión no es tan cuadriculada como podía ser antes. Ya la palabra “planear” va despojándose de sentido. Con todo, está claro que a España no se puede ir. Un país desmoralizado, envilecido, encanallado, empobrecido, extranjerizado, alineado, donde mafiosos y terroristas campan a sus anchas y donde lo importante es Sálvame Deluxe y una liga de fútbol más bipartidista todavía que el politiqueo… Un país sin trabajo ni expectativas, con un régimen de una oligarquía criminal y corrupta que quiere vivir de una leyenda rosa de la “transición” que nunca se creyeron ni ellos y una gente que no es precisamente mucho mejor que lo que dice criticar. Antes, cuando veía a un compatriota, me paraba a hablar con él y me daba mucha alegría, pero ya, sinceramente me da igual. La gran mayoría de las veces es encontrarte cara a cara por qué te tuviste que ir de tu país y por qué seguramente no podrás volver en muchísimo tiempo. Y para llevarse una decepción, siempre hay tiempo.

Por supuesto, como español nací y como español moriré. Defenderé a muerte mi cultura, mi historia y mi tradición, aunque sea la España oficial y mis compatriotas los que me intenten "desautorizar".... Que es el gran problema que tienen los hispanistas americanos, porque por lo visto, no hay nada más español que odiar a España… Pero sí, soy español, a fuer de ser andaluz integral e irredento; cada vez más lusófilo y americanista, ya acriollado… Empero, por otra parte casi empiezo a entender al caudillo sudamericano José Gervasio de Artigas cuando, cruzando hacia el Paraguay, dijo aquello de “yo ya no tengo patria”: Aquí siempre seré un extraño y allí me quitaron el sitio. O me lo dejé quitar, como tantos otros que hemos hecho las maletas. Sin embargo, en España ser solidario siempre significa serlo con extranjeros, porque del español emigrante nadie se acuerda. Y aquí soy profesionalmente mucho más valorado de que lo que jamás lo seré en mi país. En cuanto a la enseñanza y la traducción, que es lo que me estoy dedicando, he aprendido muchísimo y he cogido muchísimo experiencia. Justo lo que en mi país ni pude ni me dejaron, aunque volvemos a lo mismo, porque todos somos culpables en alguna medida.


-En este período de tiempo me ha tocado enfrentar uno de los hechos más duros de mi vida: La muerte de mi tío Pepe (**). Como he intentado explicar en otras ocasiones (Y digo intentar porque explicar, lo que se dice explicar, no se puede…), cuando uno se entera de la defunción de un paisano estando tan lejos, parece que sienta peor… Porque de hecho, el pueblo que dejaste ya no va siendo el mismo, y eso es muy difícil de asimilar al perder la continuidad física, al perder tu presencia en el que creíste que era tu sitio. Y cuando ya se trata de tu sangre, para qué vamos a hablar…

Antes hablaba de mi añoranza ante la Semana Santa de mi pueblo. Bien, pues mi primo Pepe ocupa un lugar muy importante en eso, porque para mí, siempre fue un referente en el Jueves Santo. Últimamente lo veía desde el balcón de mi prima Mari Carmen… Y recuerdo cuando mi primo Manuel era un chiquillo chico y ahora lo veía de costalero… Es pensar en la Semana Santa de mi pueblo y ponerse por delante la imagen de mi tío como un referente arquetípico, siempre al lado del paso, o en la ermita con su vara de hermano… Dios mío, si tengo siempre esa imagen como centro de mi mundo, y resulta que mi tío formaba parte intrínseca, sin él, el vacío resulta tan inmenso como agobiante y desolador…

Y hay más: Mi tío Pepe no era solo un familiar muy querido, próximo especial, amén de un ser humano único, extraordinario, que por supuesto… Para mí, mi tío Pepe constituía todo un símbolo. En España hay una gran ruptura sobre todo para con la gente que ya se crió en los años 60 con respecto a la de sus abuelos. Fue el freudiano “matar al padre”. La gente que por una cosa u otra no estaba en esa onda era de otra pasta, de otra “raza” o qué se yo… Empezando porque no estaban tan obsesionados con eso de lo “políticamente correcto”… Ese tipo de gente me impresionaba y me recordaba que en verdad hubo un país que se llamó España y con merecimiento. De hecho, pienso en mi tío Pepe y es que era una persona que lo daba todo, que trabajaba con muchísima energía, que era bravo como un tejón y no le importaba decir lo que pensaba; que pensaba en la familia como un clan, como un todo, y lo mismo era el primero en las fiestas que en los entierros. Por ello, escribí este poema poco antes de que se fuera:


DÉJAME DESPEDIRME DE TI

A José Sánchez Riego, mi tío Pepe

Por favor, no te vayas todavía.
No, todavía no. Déjame
despedirme de ti, quiero
decirte adiós. Espérame.

Déjame despedirme de ti
aunque sea, me conformo con eso,
con poder darte un abrazo,
unas palabras y un beso.

El único disgusto que me has dado,
Es este triste adiós. Qué pena.
Me muero de pena, Dios mío,
¿cómo puedo hacerme a la idea?

No, no, no… No puedo,
sólo puedo rezar… Y a Dios le pido,
que no sufras, y que pueda verte,
antes de tu celestial camino.

Déjame una última vez,
déjame despedirme de ti,
no te vayas tan rápido,
no te vayas sin mí.


Porque, hablando de entierros, con él cargué las tumbas de mis abuelos y mis tíos, y siempre pensé que el día que se fuera, que fuera muy tarde y que yo cargara su féretro. Y mira por donde se nos va prontito y yo en la otra punta del mundo…. En fin, los caminos del Señor son inescrutables. Pero mirad cómo mi tío sigue estando tan presente que hasta mi mujer, a quien no tuve la dicha de presentarlo, ha soñado con él. El otro día, cuando iba del trabajo a casa, me sentía los ojos empapados en lágrimas en plena calle, pensando que ya no lo iba a ver más, y sin embargo, muchas veces, acordándome de él, esas lágrimas son por mor de las risotadas que pego acordándome de sus buenos golpes. Sin duda, cuando el chaparrón de amargura amaine, su recuerdo será una fuerza viva que desde el corazón nos haga tirar para adelante. No obstante, va a costar mucho asimilar que ya no va a estar presente físicamente, y yo siempre tendré clavada la espina de no haberme podido despedir de él como hubiera querido, aunque lo he intentado a la distancia y mis primos me confirman que él, antes de irse, así lo entendió y abrazó con todo su sincero cariño. Pero esa espina a mí no hay quien me la quite… Como la de no haber podido ser pregonero de mi hermandad por las dificultades de la distancia. Lo segundo puede tener remedio, ojalá; lo primero… Solo nos queda rezar y mantener viva su siempre justa presencia a base de nuestra fe y nuestro cariño.

Y no voy a mentir: Si hubiera sido otra persona, no me hubiera afectado. Pero mi tío Pepe era "exagerado" (tal y como se dice en mi tierra).


-Sigo escribiendo, redescubriendo cada día que es mi máxima vocación. Próximamente tenemos novedades en forma de novela: Una historia actual sobre la mafia napolitana en Sevilla, con Bollullos de la Mitación como gran telón de fondo. Ya iré dando datos…


Y de momento, ahí quedó.







P.D.: Si a alguien le molesta o malinterpreta lo que un servidor dice, he de decirle desde lo más hondo de mi corazón que me importa una soberana mierda y que, en todo caso, haga el favor de no molestarme con sus pamplinas. Gracias.






(*) DOS AÑOS EN EL PERÚ



(**) HASTA SIEMPRE, TITO PEPE (II)

viernes, 25 de octubre de 2013

RIP MANOLO ESCOBAR



POEMA PÓSTUMO A MANOLO ESCOBAR

Hijo del Mediterráneo,
cantor del pueblo de España,
tus canciones llegaron a himnos,
tu sencillez fue tu elegancia.


Polifacético y entrañable,
intemporal y habitual,
bohemia hidalguía por bandera,
Manolo, Manolo Escobar.


Oh, banda sonora de generaciones,
¡cómo te vamos a echar de menos!
¡Al cielo gritaremos "qué viva España"!
¡Descansa en paz maestro!







 Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.

Requiescat in pace.
Amen.




jueves, 24 de octubre de 2013

"DESENGAÑO Y PESIMISMO EN ESPAÑA" - "RAIGAMBRE"



EL MARXISMO DEL FOLLONERO



-Nunca me ha caído bien el Follonero. La televisión cada día me da más asco, y como "personaje", desde primera hora vi que tenía poco que aportar. Habrá quien diga que es valiente, que se mete en fregados, que no tiene pelos en la lengua... Pero es pura fachada. La Secta de Milikito, como el resto del engranaje mediático, está bien custodiada por la finanza y la politiquería del régimen zarzuelero, desde el liberalismo conservador a la extrema izquierda terrorista. Y es que no en vano, concuerdan en mucho.

Será que vengo de una tierra donde el talento es canela en rama, pero hay ciertos graciosos oficiales que nunca me han hecho reír. Es gente que no sabe hacer nada, ni cuenta chistes, ni imita... Nada. Pero claro, se arriman a soles que calientan mucho. He ahí al Gran Wyoming, con esa cara de babucha aplastada y ese ¿nivel intelectual? tan típico de la extrema izquierda.... O Eva Hache... O el Follonero, mismamente.

Y resulta que, sin querer, me encuentro con un vídeo de esa insaciable mina que es youtube donde sale Pablo Motos, otro gracioso oficial que no hace gracia ni a su madre, hablaba con este fulano del nacionalismo en Cataluña y todo eso. Sí, porque el Follonero es charnego, para más señas. Y dice el tipo que al igual que hay un nacionalismo catalán, hay un nacionalismo español, pero que a él no le gustan las banderas, que la única bandera que le gusta es la del Bar$a.... Que eso del patriotismo, tal y como decía el humorista Miguel Gila (Ése sí tenía talento, la verdad), es algo que las clases altas han inventado para distraer de los problemas a las clases bajas.... Dudamos mucho que el Follonero sepa que eso es marxismo de manual, sí, producto directo de aquella ideología que inventó un burgués judío (Reconocido como tal por la comunidad judía oficial, me refiero, no a "raza"), poco aficionado a la higiene y muy aficionado al alcohol, el mismo que tuvo algún que otro hijo natural con su criada, a la que nunca le dio nada para su nunca reconocida criatura. Ya saben: La patria es una idea burguesa y bla,bla,bla. Pura mentira, porque Marx sabía perfectamente que el único que no tiene patria es el dinero, y quienes más sufrimos el internacionalismo apátrida somos las gentes de la clase media y la clase obrera, a la que él nunca perteneció.

Pero claro, el Follonero, que oye campanas y no sabe dónde, dice esto después de presumir de la bandera de su Bar$a... Pero para eso, no hay marxismo básico que valga, ni lo relacionará con las clases altas que distraen a las bajas.... Ni con las banderas....

En fin: Por la boca muere el pez y día tras día se retrata más y mejor nuestra subvencionada progresía. El problema es que en España hay demasiados "payasos" (Perdónenme los payasos por compararlos con semejante forrajera) con un protagonismo tan exacerbado como absurdo, mientras que miles de españoles preparados no tienen más cojones que emigrar.

miércoles, 23 de octubre de 2013

QUÉ DIRÁN....

File:RedDeerStag.jpg

-Creo que desde que tengo uso de razón (si es que alguna vez lo he tenido), me ha importado poco el "qué dirán", hasta llegar a no importarme absolutamente nada.

Gracias, entre otras cosas, a los cuentos del infante Don Juan Manuel, sé que haga lo que uno haga, habrá quien hable. Así uno sea sordo, ciego y mudo y no salga de casa, habrá alguno que hable. O mejor dicho: Que hable malamente. Siendo así, ¿no es mejor hacer directamente lo que a uno le sale de los cojones y/o del alma? ¿Qué sentido tiene el estar preso de "la gente"? ¿"La gente" como un concepto abstracto, como si uno no fuera "gente"? O como decía un vecino de mi abuela, "la gente son escarabajos".

Yo soy muy simplón: Soy feliz comiéndome un cochino y bebiéndome un barril de cerveza con los míos. O yendo a comprar libros, o de vez en cuando una película... Quizá un partido de fútbol.... Y, por supuesto, escribiendo, mi máxima vocación. Y ni que decir tiene que soy muy feliz defendiendo mi fe y tradición. Otros también son felices pescando, cazando, haciendo deporte, cantando, bailando, o lo que se empareje. Sin embargo, hay quien es feliz dando por culo, y necesita amargura en su vida para desarrollar esa extraña felicidad.... Necesita un entierro, una enfermedad, una escandalera.... O también hay quien es feliz hablando de los demás, una táctica muy vieja y muy burda para tapar sus miserias. Ya dice el sabio refrán "dime de qué presumes y te diré de qué careces".

Y la verdad es que yo lo único que quiero es estar bien y que a los míos no les falta de nada. Lo demás me la repanfinfla. Aunque reconozco que de vez en cuando me acuerdo de los cuernos de los putos muertos de las putas que malparieron a todos aquellos que no tienen otra cosa que hacer que pontificar sobre vidas ajenas, imitando los insufribles programas del corazón. A todos ellos los mando a Parla, provincia de Chu, y continúo con mi vida en particular y con la vida real, ya jodida de por sí como para encima tener que estar pendiente de una mierda que lo único que va a hacer es apestar.

CONTRA EL INDIGENISMO Y EL NACIONALISMO (EN TODOS LADOS)



Con esto del 12 de octubre, el día que empezó a celebrarse en la Argentina como "de la Raza" y que pensadores vascos como Zacarías de Vizcarra y Ramiro de Maeztu redefinieron como "de la Hispanidad"; vuelve otra vez el tema de "los malvados españoles ladrones de oro que nos privaron del paraíso inca" O del azteca, o del maya, o de lo que sea....

Es gracioso cómo pocos indios son indigenistas; normalmente son mestizos o blancos.... O como Nicolás Maduro, mezcla de sefardí y negro. Pero insisto: Es para nada. Si el indigenismo fuera coherente, haría dos cosas:

1) No se expresaría en español.

 2) Los mismos indigenistas -que no indígenas ni defensores de lo indígena, pues se basan en términos ideológicos eurocentristas- se suicidarían, al ser descendientes directos de los conquistadores y de esa historia a la que pretenden insultar y encima defendiendo las "ideas" y el sistema que más muertos viene provocando (Desde la guillotina está muy bien la cosa...), ya que mis antepasados jamás salieron de los pueblos de Andalucía, y como los míos, los de otros muchos españoles. Una vez más, recordamos las palabras del historiador Salvador de Madariaga:"perdona, pero creo que estás en un error al condenarme a mí, porque mis abuelos jamás abandonaron la península, e incluso murieron en el mismo pueblecito en el que nacieron... En todo caso, si deseas atacar tan injustamente la memoria española, ataca mejor a tus propios abuelos, aunque quiero que sepas que serás siempre un malnacido por hablar así de los que te dieron tu propia sangre... Yo te aseguro que, mis abuelos jamás pisaron, ni de lejos, esta tierra..."


Y si éstos ignorantes supieran por quiénes lucharon los indígenas peruanos a principios del siglo XIX.... Pero no hay que calentarse demasiado la cabeza: Aquí no hay más que pose, impostura e ignorancia.


Una vez le dije a cierta brasileña que me hacía siempre la misma bromita (Los españoles robamos el oro...) que si a ella le hacía gracia que yo dijera que ellos son asesinos de paraguayos y que de hecho han privado a todos sus vecinos de tierras y recursos, y que en todo caso, que dejara de lucrarse con el idioma que tanto debería denostar. Me dejó de hablar y hasta hoy. Y la verdad es que es un placer. Como sería un placer que los indigenistas fueran coherentes....

Aquí se habla de lo malos que fueron los chilenos... Pero es que el nacionalismo no se acaba nunca... ¿Le gustaría, por ejemplo, a un peruano ser calificado de ladrón y asesino de ecuatorianos? Me dirían: "No, pero es que esa no es la Historia...."

¡Ah, amigo!

Y dicho sea de paso, esa especie de "indigenismo iberista" que algunos esbozan en torno a la figura de Viriato por ejemplo, parte de la misma manipulación antihistórica. Como todo nacionalismo que se precie, nada tiene que ver. Una visión sesgada, con anteojeras; un gran impedimento y que precisamente en el mundo hispano lo único que ha provocado ha sido divisiones.

Con esto del "viriatismo", es curioso que se diga "terror romanorum".... ¡¡¡En latín!!! Una cosa es investigar sobre nuestra raíz nativa y otra presentar a los romanos como una especie de mafiosos que acabaron con un paraíso en la tierra,cuando la misma idea de Hispania es un concepto romano, en lengua latina y Derecho Romano, valga la redundancia. Romanos que, por cierto, aprovecharon las guerras internas y la invasión púnica para hacer la guerra con unos y pactar con otros (en especial con los iberos del sur y del levante); lo que después harían los conquistadores. Recordemos que con Hernán Cortés no iban ni quinientos españoles y Pizarro apenas llegaba al centenar.

Así que un servidor reitera: Estoy en contra de las versiones maniqueas y manipuladoras venidas del nacionalismo y del indigenismo allá donde se den. La Historia siempre es mucho más rica, contundente y compleja que las ideologías baratas.







*Recuérdese:

"DE TÓPICOS Y GALLEGOS" - "DIGNIDAD DIGITAL".



De tópicos y gallegos


Por Antonio Moreno Ruiz

Injustamente, desde hace mucho tiempo se esgrimen chistosos tópicos contra los gallegos en Hispanoamérica. El gallego es el tonto, el bruto, el ingenuo, el despistado, el que no sabe hacer la “o” con un canuto… Dizque se deben a que los emigrantes que llegaban a América masivamente desde el siglo XIX eran mayormente analfabetos y que quizá por eso se creó esa imagen… Pero ese analfabetismo existía en toda Europa. Los italianos, árabes, judíos, alemanes, británicos o armenios que también componían comunidades por todo el Nuevo Mundo no estaban exentos. Sea como fuere, este rasgo falso demuestra el atrevimiento de la ignorancia. Si algo tiene el gallego, es su capacidad de trabajo, esfuerzo y sacrificio, aunado a una inteligencia y una astucia a prueba de las peores vicisitudes. Es algo que comparten con extremeños y portugueses.
En la historia española, rara es la época donde no ha habido gallegos en los puestos de mando. Felipe V, el primer rey Borbón, tuvo de ministro a José Patiño. Siguiendo en época borbónica, en 1731, el marino Juan León Fandiño fue el artífice del apresamiento, cerca de las costas de Florida, de un navío contrabandista inglés, capitaneado por el pirata Robert Jenkins. Según el testimonio del ladrón marino, que compareció en la Cámara de los Comunes en 1738, como parte de una campaña belicista por parte de la oposición parlamentaria en contra del primer ministro Walpole, el mentado Fandiño le cortó una oreja, al tiempo que le decía (según el testimonio del inglés) «Ve y di a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve». En su comparecencia, Jenkins denunció el caso con la oreja en un frasco, y al considerar la frase del gallego como un insulto al monarca inglés, Walpole se vio obligado a regañadientes a declarar la guerra a España el 23 de octubre de 1739. No en vano, el imperio británico había trazado ya en 1711 su “Plan para humillar a España”, con el lema “A España hay que vencerla en América y no en Europa”. La invasión de Sudamérica a través de Cartagena de Indias era el eje, y la piratería, una vez más, facilitaría las cosas. El problema fue que el desembarco más grande de la Historia (Sólo superado hasta hoy por el de Normandía) fue un fiasco, y 32.000 ingleses fueron humillados por 3.600 españoles, teniendo que regresar a la Pérfida Albión con el rabo entre las piernas.
Volviendo al protagonismo gallego, nos permitimos la licencia de saltar en el tiempo: En el siglo XX contamos con la figura de José Calvo Sotelo, todo un líder social de la derecha española, quien fue Ministro de Hacienda en la dictadura del general Primo de Rivera y más tarde jefe de la oposición en la II República, siendo asesinado por militantes socialistas. Este crimen fue la gota que colmó el vaso para que se iniciara la Guerra Civil; donde también veremos el protagonismo gallego entrambos bandos: En el nacional, Francisco Franco, en el republicano, Enrique Líster. Y en el mismo siglo encabezaría la Revolución Cubana Fidel Castro, hijo de un hacendado gallego y que todavía no ha soltado el poder, ahora con su hermano mediante. Y es curioso cómo Franco y Fidel mantuvieron excelentes relaciones diplomáticas, algo que daría para escribir un libro. O dos…
En la política actual, Zapatero tuvo como portavoz a José Blanco, y el presidente hoy en día es Mariano Rajoy. Como también estuvo Manuel Fraga, ministro de Franco y luego presidente regional gallego.
Y bueno, todos estos personajes podrán suscitarnos diferentes opiniones, pero una vez más nos hablan de cómo los gallegos, a lo largo y ancho de la historia, se sitúan en los puestos de mando. Nada de tontura hay en la tierra de Ramón Verea, el que inventó la calculadora en el siglo XIX. Así las cosas, podrán seguir con los absurdos tópicos que no dejan de ser un espectro de la impotente hispanofobia que durante dos siglos llevan promocionando las oligarquías (Pues los gallegos y su cultura son ciertamente arquetípicos); pero por lo menos, que sepan, con datos en la mano, que están mintiendo y haciendo el ridículo.



lunes, 21 de octubre de 2013

HASTA SIEMPRE, TITO PEPE (II)


NAZARENO DEL JUEVES SANTO

Elegía a mi tío Pepe

Miro hacia la ermita de Roncesvalles,
y siento que falta algo....
¿Algo? No, alguien. Falta un
nazareno del Jueves Santo.


Por eso un gran vacío se percibe,
y la cruz de Malta se inclina,
y las barras de Aragón lloran,
y todo el pueblo se lastima.


¿Dónde está, que no lo veo?
¡No me digan que se ha ido!
Tan lejos como estoy, ¡por Dios!
¡Quisiera en condiciones despedirlo!


¡Se ha ido un mercedario!
¡Un cofrade, un romero!
¡Se ha ido uno de los más
significativos bollulleros!


¡Se ha ido un carácter ibero,
valiente, sin pelos en la lengua,
generoso, agradecido, trabajador,
con la más familiera conciencia!


¡Y se ha ido recogidito en el
manto de Nuestra Señora,
y aferrado al Gran Poder de Dios,
cargando su cruz redentora! 


"¡Niño, que se ha ido el primo Pepe!",
me notifica la familia. ¡Los Cuditos
estamos de luto! ¡Qué gran pérdida!
¡Qué gran pérdida, Dios mío!


El que siempre tenía una sonrisa,
una anécdota, una invitación...
El que en los entierros los ataúdes,
a cargarlos siempre ayudó. 


El que defendía lo suyo y a los suyos,
como un indómito león,
el que tenía los mejores golpes,
coronando un grandísimo corazón.


¡Se ha ido el primo Pepe!
Dios mío, ¿cómo me hago a la idea
de que ya no lo voy a ver más?
¡Qué dolor! ¡Qué triste pena!


¡Parece que me han arrancado
el corazón, y los jirones se esparcen
por el mar, llegando desde Perú
a España mi lacrimoso mensaje!


¡Se ha ido con elegancia, esperando
 a que pasara mi casamiento! 
¡Se ha ido muy prontito,
pero ha luchado con denuedo!  


Cargué con él la tumba de mis abuelos,
cargué también la tumba de mis tíos,
y pensé que el día que se fuera,
su ataúd cargaría con mis primos. 


¡Pero esto ha pasado estando yo lejos!
Qué pena, Dios Santo, qué pena....
Todavía no lo asimilo,
cuánto, cuánto me cuesta.... 


Para qué voy a mentir....
¡Yo no quería que se fuera!
¡Mas no se haga mi voluntad,
sea lo que Dios quiera! 


Y si en la tierra perdemos,
en el cielo se gana. La muerte
no es el final, porque la
resurrección siempre vence. 


Cuando yo tenía nueve añitos,
se fue mi tío Felipe, y desde entonces,
me dijeron que mirando a las estrellas,
su fúlgida faz se reconoce. 


Por eso... ¿Se ha ido? ¿Se ha ido? 
No, no del todo, la verdad; 
porque siempre estará su presencia,
con la fuerza de la inmortalidad.


Y es que su honda y justa huella,
será siempre una saeta pregonando,
una guitarra al compás de una flauta,
una marcha procesional desfilando. 


Siempre estará en la primavera cuaresmal,
siempre estará en el café feriante,
siempre estará en la bandera roja y gualda, 
siempre estará en el sevillismo triunfante.


Siempre estará entre los nazarenos,
porque como nazareno vivió,
y como nazareno del Jueves Santo,
su mortaja con entereza lució. 


Teniendo un entierro tan populoso,
que ya hubieran querido muchos reyes,
Coronado por la Salve mercedaria,
acompañado por su mucha y buena gente. 


¿Dónde está el nazareno del Jueves Santo?
¿Dónde está que no lo veo?
¡No lo veré en la tierra,
pero sí lo veré en el cielo!


¡Primo Pepe, tú eres el nazareno,
el nazareno del Jueves Santo!
¡Jamás te olvidaré! ¡Siempre
serás un referente justo y grato!


¡Y mis lágrimas, con el tiempo, serán
de estímulo y alegría por recordarte!
¡Qué privilegio, primo, poder decir,
que yo soy de tu sangre!  










viernes, 18 de octubre de 2013

HASTA SIEMPRE, TITO PEPE



-Primo, dicen que las despedidas son duras, pero más duro todavía es no poder despedirse....

Ayer estuve hablando con la prima Rocío y me advirtió que la cosa estaba muy mala, cosa que me refrendó luego mi primo Pedro.

Dios mío, yo no sé ni lo que me ha entrado cuando me he enterado....

Las dos últimas veces que nos vimos fue en la iglesia. La penúltima, faltaban pocos días para mi partida a Lima. Creo recordar que era el entierro de la abuela de mi amigo Isco. Me viste y como siempre, me saludaste. Ya sabías que me iba a ir, y me deseaste mucha suerte. Hacía calor. Era septiembre, y el verano allá siempre es más largo de la cuenta. Me fui con el buen sabor de haberme despedido de ti, y sabiendo que pronto había de volver. Así las cosas, la última vez que nos vimos fue en la boda de mi hermana; porque a la boda de la prima Mercedes no pude ir. Pero qué alegría me dio cuando vi las fotos.... Y disgustado que estabas en la ermita.... ¡¡Cómo me hubiera gustado estar con ustedes, tal y como estuve en la boda de la prima Rocío y en la de la prima Mari Carmen, o en tantos otros momentos que compartimos entre chanzas y cervezas!!

Y bueno, el caso es que yo llevaba ya trece meses en el Perú, e ir y venir al pueblo solo una semana (en verdad cinco días, porque con las horas que se pasa uno entre aviones y aeropuertos...) fue un mazazo emocional del cual me costó mucho recuperarme. El no haber salido nunca de casa hasta los treinta años y el haber estado en la otra punta del mundo y vivir tantas cosas en tan poco tiempo, y luego regresar y tantas cosas pendientes como se me quedaron por hacer, fue algo muy extraño y muy duro. Gracias a la fe que tengo en Dios y a la inestimable ayuda de la que hoy es mi señora, pude ir mitigándolo, pero hasta hoy, todavía me cuesta. Porque por más jodida que esté nuestra tierra y peor que se va a poner, no deja de ser donde nos hemos criado y de donde proviene nuestra estirpe, quedando ello por siempre en el paladar de nuestra memoria. Y como te decía, eso sucede especialmente en Semana Santa, en esa Semana Santa de nuestro pueblo que se tiñe de incienso y azahar y de la cual tú has sido un buque-insignia, una imagen viva que he tenido en la mente y que me conduce a recuerdos tan agradables como entrañables, a recuerdos que son la esencia de un pasado en marcha, que es lo que de verdad guía hacia adelante.

¡Ah, no, pero no te lo dije! La última vez que te vi fue no hace mucho, y te vi en sueños. Soñé que estaba en mi casa, en la Plaza, y que había una procesión, y que yo me había metido dentro, muy triste porque no te veía. Mientras se lo comentaba a mis padres, en ese momento entraste en casa y me abrazaste. Y me desperté sobresaltado perdido, preso de una imagen tan vívida y anhelada.

Me parece increíble que no te vaya a ver más... Que no te vaya a ver más blanqueando en casa de Juan Ruiz, o por la cafetería Juaica, o por esa peña sevillista que ya no existe.... O que vaya paseando por la Carretera y no te vea en la puerta de tu casa, la casa Sánchez por antonomasia, y no me pare a hablar contigo... O que ya no pases con tu vespino por la Plaza, como durante años y años te vi.... O que vaya un Jueves Santo,  ya sea por la calle Larga, la calle Sevilla o la calle del Prado y no te vea con tu hermandad..... O que no coincidamos en el cementerio, en algún entierro, y no te vea inclinarte ante la tumba de tus padres, mis tíos-abuelos José y Segunda, situada entre el panteón de mi familia paterna y los nichos de mis bisabuelos y abuelos maternos, a donde han ido a parar los huesos de mi tía, tu prima Rosa....

Qué agrio es el amargor que entra al saber estas cosas estando tan lejísimos... Qué difícil de explicar.....

¿¿Cómo podré acostumbrarme a tu ausencia?? Sólo Dios lo sabe.... Así como sabe que me siento muy orgulloso de haberte conocido, de haberte tratado y querido. Me siento muy orgulloso de haber recibido tu cariño y tu atención, de haberme reído contigo, de haber aprendido cosas de nuestra familia, de coleccionar un anecdotario impagable e incontestable. Me siento muy complacido de que hayas sido hasta confidente de algún furtivo secreto. Me siento muy honrado de haber percibido de cerca aquel carácter sincero, explosivo, indomable, generoso, férreo, con una simpatía natural y desbordante, una socarronería mordaz, una energía directa y envidiable.....

¡¡¡Qué buen recuerdo me queda de ti!!!

Mis padres y los primos me dijeron que te gustaron mucho mis palabras y versos. Ésa ha sido mi forma de despedirme, como también los vídeos que te hice. Cuántas veces te me viniste a la mente el día de mi boda...

Desde ayer no he parado de darle vueltas a la cabeza. Antes de acostarme me salió un poema que ahora te transcribo; con algunos versos añadidos hace unos minutos, en estos minutos en los que todavía no digiero la noticia.... Y es que la única forma es encomendarse a la fe en la Resurrección, sabiendo por Cristo, con Él y en Él, que la muerte no es el final; esa fe que te ha hecho luchar como un león y estar a las buenas y a las malas.

Cuánto te voy a echar de menos....

Te quiero primo, siempre te llevaré en mi corazón, y cuando mañana partas de la ermita de Roncesvalles al cementerio, aunque te falte en cuerpo, no lo haré en el alma.



DESPEDIDA

A la memoria de mi tío Pepe

Las despedidas son duras,
pero más duro es no poder
despedirse.


Podemos hablar de ida y vuelta,
mas terrible es la soledad de la
lejanía.


Máxime cuando la lejanía
es provocada, lo cual se llama
exilio.


Por muy criticable que sea
tu tierra, tu tierra es.
Es tu tierra.


Y con tu tierra está
tu gente, tu sangre, tu raíz.
Es tu vida.


Y esa vida se va desmoronando,
cuando sus miembros se van yendo;
ya no estarán


para cuando se quiera volver.
Nada será igual, solo queda el
recuerdo


al que uno se aferra con lágrimas
nerviosas. Mas al irse esa persona
importante,


que forma parte de ti, de lo tuyo,
quieres decirle adiós. Quieres
despedirte.


Acompañarle en su último paseo,
que es al cementerio. Quieres
estar con él.


¡Y no puedes! ¡Y eso duele mucho!
Porque aunque nada puedas hacer, es
parte de ti.


Pero él se va, y tú también te estás
yendo. Y encima no estás cerca,
estás lejos...



 Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.

Requiescat in pace.
Amen.









CARTA A MI TÍO PEPE


A MI TÍO PEPE (II)

jueves, 17 de octubre de 2013

EL SER ANDALUZ


El andaluz es o violento o artista o aventurero o cacique o esclavo, y siempre lleva un filósofo dentro. Puede tener eso hasta mezclado y mal digerido, si se quiere. Es espiritual, soñador y artista a fuer de ser completo y querer abarcarlo todo. Y por supuesto, no conoce términos medios. Ojalá las taras engendradas por el caciquismo exacerbado que se instaló en el liberalismo que, a través del infame Mendizábal y la colonia contrabandista de Gibraltar, tomó el sur como su cortijo para pagar la "Guerra Carlista", esto es, el golpe militar desde dentro y para intereses extranjeros; en fin, ojalá esas taras que vienen de ahí y no de la gloriosa Reconquista vayan mermando y nos reencontremos con nuestras mejores virtudes.

"Andaluces de aceitunas, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las ansias"; dijo el poeta alicantino Miguel Hernández....

Nada que ver con la estupidez sensualista, apática e intelectualoide  pretendida por los mal llamados andalucistas de Blas Infante, que en no pocos casos, a imagen y semejanza de Antonio Gala, son forasteros que no entienden ni conocen la tierra y encima pretenden dar lecciones milenaristas. Dime de qué presumes y te diré de qué careces....

En fin, los andaluces así somos y así nos proyectamos y nos proyectaremos por más de medio mundo, constituyendo la quintaesencia expansiva de España. Pero para entender esto hace falta generaciones, mares y terrones corriendo por la sangre; y no embusteras y amaneradas pedanterías que al final lo que están buscando es vivir del cuento.

jueves, 10 de octubre de 2013

POESÍA MÍTICA (XX)



ARAGORN

Extraño montaraz,
Luz en la posada,
Trancos, Aragorn,
Providencial espada.


Bandera del honor,
De la Tierra Media,
Sangre de reyes,
Peregrino de las estrellas.


Guía natural,
Tras edades doradas,
Gerifalte de antaño,
La hora señalada.


Destructor de orcos,
De Saruman el martillo,
Camarada de hobbits,
Expedición del anillo.


Por el retorno del rey,
El rey que vuelve,
Estirpe de Isildur,
Legítima simiente.


Tú desposarás a Arwen,
Como Elessar eres rey,
Tu potente manto de justicia,
Aplicará la sabia ley.


Oh, gran Aragorn,
Cabalgando contra las sombras,
El sol que te da la luz,
Verá tus coronadas glorias.












UN PAR DE VÍDEOS SOBRE GARCÍA MÁRQUEZ






*Recuérdese: