miércoles, 5 de febrero de 2014

DE CINE: "LA SUMA DE TODOS LOS MIEDOS", DE PHIL ALDEN ROBINSON



-Esta película parecía que estaba maldita. La intenté ver durante varios días con mi señora y por una cosa o por otra siempre se nos estropeaba. Hasta que el domingo ya pudo ser. Me había creado mucha expectativa porque el argumento es estremecedor: Entre Rusia y Estados Unidos existe una sociedad secreta nazi que pretende llevar al mundo a un holocausto nuclear utilizando entrambas potencias en su maquiavelismo. Se basta en una novela, por lo visto. Y como uno ha visto tantas películas "convencionales" sobre la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias, esto parecía sensacionalmente sugestivo. Y la verdad es que no me ha defraudado, en líneas generales.

El reparto está coronado por la genialidad de Morgan Freeman y Ben Afflleck, lo cual le imprime mucho sello y ritmo. La verdad es que el argumento está muy bien trazado. No obstante el final es el romanticismo congelado tan propio de los anglosajones, cuya "inocencia" es maltratada a través de continuas sublimidades psicologistas. Pero como lo cortés no quita lo valiente, hay que destacar que como buen rato de entretenimiento tiene mucho interés. No llega a ser una distopía, pero las paradojas y el suspense logran formar un mundo paralelo que envuelve al espectador de principio a fin, aunque ya canse que cada dos por tres tengan que sacar a los  nazis quizá para intentar con esa anestesia fílmica que olvidemos las continuas tropelías de tirios y troyanos.

De todas formas, muy interesante.



The Sum of All Fears (película) - Wikipedia, la enciclopedia libre