jueves, 20 de febrero de 2014

UCRANIA Y LOS ULTRILLAS



De siempre ha habido imperios y guerras, vale. Que el mundo es difícil, que sí, que lo sé. Pero es difícil encontrar en toda la historia una arrogancia tan asquerosa y encima revestida de tan hueca palabrería. ¿Quién coño es Obama para decir lo que ha de hacerse en Ucrania? ¿Y la Merkel y compañía? ¿Se imaginan que Rusia estuviera interviniendo así en cualquier país de Europa?

Esa arrogancia, esa prepotencia, es algo muy "germánico" quizá. Cuando no es la "democracia" es la "raza" o lo que sea, algún mantra estúpido con el que escudarse para intentar olvidar que llegaron a la civilización tarde y por la puerta de atrás. El atrevimiento de la ignorancia da para mucho. Y tanto unos como otros, casualmente, hacen propaganda de la leyenda negra antihispánica.

Pero bueno, el caso es que ahora les apoyan algunos... Mmmm.... ¿Cómo llamarlos? Bueno, yo los llamo ultrillas. Y si ya era archisabido que los ultrillas no saben ni cagar en el campo, con esto último se están luciendo del todo. Ya veo los superhombres que están hechos y cómo lo demuestran en la práctica. ¿Invocarán a sus dioses de chichinabo cuando reciban la zurra del siglo? Lo dudo. Porque ahora lo que hacen es que se camuflan y piden hasta sacerdotes, y algunos dizque han visto la luz con los popes ortodoxos; les resultan exóticos, supongo, y claro, querrán formar una iglesia nacional al servicio de su ¿superioridad racial? o algo así. En su geopolítica de cyber-tablero copiado de sociedades angloprotestantes de fuerte influencia hebrea y de adoración a personajes extraños, para regodeo del desconocimiento de su propia cultura, de los pensadores que la defienden y la refuerzan, y de los orígenes de la tradición (no de la farfolla "primordial", la real, me refiero), todo es posible...

Empero, en el fondo, no es tan extraña su actitud. ¿No buscaron siempre la amistad y la alianza con el imperio británico, al cual se arrastraron ad nauseam y ni por ésas? Aquello fue masoquismo en estado puro, y después de la humillación, repiten la jugada. Y desde luego, nunca tuvo el sistema tantos tontos útiles de izquierda a derecha como ahora. Y el sistema sigue ahí, cuando buena parte de los "manifestantes" ucranianos, armados por Yanquilandia, son todavía peores que los tarados de Amanecer Dorado, y sin embargo, todos con Bernard-Henri Levy y no pasa nada... ¡¡Y todavía no hemos visto ni una imagen de los ucranianos pro-rusos!!

Mancha de hipócritas, ignorantes y tontos por todos lados....En fin... Nihil novum sub sole. ¡Qué asco! Pero bueno, si esto es el principio del derrumbe de esta anticivilización de antivalores, sostenida por esos "dioses nórdicos" ante los que se derriten estos subnormales acomplejados, igual es que no hay mal que por bien no venga, y al final, tirios y troyanos acabarán todos juntos en el basurero de la historia.




Véase: