martes, 11 de marzo de 2014

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (XXIV)




ABRIGANDO EN EL SILENCIO

Abrigo en el silencio,
Esperanzas ilusionantes,
Aunque ruda es mi expresión,
Y triste mi semblante.

Abrigando en el silencio,
Depresivas actitudes,
Pesimismo catastrófico,
Faltando las virtudes.

Abrigando en el silencio,
Rudimentarias contradicciones,
Acumulando en el desuso,
Vanidad de sensaciones.

Abrigado en el silencio,
Ante la fuerza dolorida,
La frontera lacrimosa,
En el alma herida.

Bajo sombra de penumbra,
Abrigado en el silencio,
Con el cansancio inexplicable,
Del generalizado abatimiento.

Fúnebres sonidos que
Van absorbiendo el cerebro,
Aterido en las tinieblas,
Vivir es ir muriendo....

Aflorando en la natura,
De la pequeña inquietud,
Las penas invasoras,
Sin piedad, sin luz.

Encerrado en la cárcel,
De la humillante frustración,
Callejones sin salida,
Futuro desolador.

Atenazado ante las dudas,
Con presagios negativos,
Dibujando un pasado,
Donde todo fue bonito....

En el calor del agobio,
Con la sangre del dolor,
Abrigando entre silencios,
El posible pundonor.

Abrigando en el silencio,
Sentimientos acuchillados,
Acorralado en la crueldad,
De un tiempo mal hallado.

Abrigando en el silencio,
Las ganas de vivir,
Las ganas de prosperar,
Las ganas de combatir.

Abrigando en el silencio,
Con ganas de recoger,
De la humilde siembra,
Que llamará a renacer.