jueves, 10 de abril de 2014

MIS LECTURAS: ALGUNOS LIBROS MOZÁRABES



Tenía mucha curiosidad por leer algo como Dios manda sobre la historia de los mozárabes, esto es, los cristianos que mantuvieron su fe y su identidad etnocultural hispánica frente a la invasión musulmana, puesto que lo que había leído hasta la fecha era poco, y quizá no muy bueno. Empero, eso ha sido solucionado hace poco gracias a la mano diligente de un amigo que me ha proporcionado unas obras que ya me atrevo a definir como capitales, tales como:


Historia del Rito Mozárabe y Toledano, de Germán Prado

El Canto Mozárabe, estudio histórico-crítico de su antigüedad y actual, de Casiano Rojo y Germán Prado

El Arte Mozárabe, de E. Valdearcos (Revista Clio)


Y un ordinario de la misa en rito hispano-mozárabe.

Como se ve, muy completo, centrado en lo espiritual, pero abarcando muchos campos. Mas al fin al cabo, ¿qué hay sin espíritu, y más en un pilar de la cristiandad como fueron las Españas?

Definitivamente, es un mundo por redescubrir. Decía el gran historiador portugués Oliveira Martins que, los pueblos ibéricos, cuando se ven presa del desorden, acuden a su genio nativo como si de un arcano se tratase. En estos momentos tan aciagos, ante esta crisis tan brutal donde España parece romperse en mil pedazos con una orgía de auto-odio, es vital entender la venerable y antigua tradición espiritual y cultural que atesoramos, sobre todo frente a posteriores y ulteriores deformaciones. Hemos de volver a nuestra más fuerte esencia, aquella que ha estado siempre ahí de una manera u otra, aquella que nos refuerza nuestra identidad nativa y nos conecta con el mundo romano/bizantino, no sin toques orientales, y también nos llena de reticencias célticas por otro lado, tal y como se expresa en todo el legado litúrgico que ahora se llena de energía, gracias, entre otros, a  Mozarabia y también al interés de las comunidades cristianas orientales afincadas en España.

Anunciamos desde ya que vamos a seguir, a pesar de la distancia, muy de cerca este tema, que desearíamos que se extendiera una hermandad hispano-mozárabe por toda España y no sólo por la cuestión litúrgica, que por supuesto, sino también por la amplia cuestión cultural, que en un país harto de tanta decadencia, puede alimentar una fe que mueve montañas. Hay que profundizar en este tema, y de la raíz volverá a germinar el árbol.



*Véase algo relacionado: ¿INFLUENCIA BIZANTINA EN HISPANIA?