sábado, 12 de abril de 2014

MIS LECTURAS: "EL MEJOR ALCALDE, EL REY", DE LOPE DE VEGA.



-Hacía tiempo que no leía a este gran genio de nuestras letras, y he ahí que mi señora tenía una de sus obras capitales, y en una tarde-noche la he empezado y terminado, quedando harto satisfecho. Dios mío, qué envidia siente uno al percibir cómo años ha había quien hacía obras de teatro en verso... Uno, que se dice poeta, ve eso tan lejano...

El mejor alcalde, el rey, está centrada en Galicia, una de las pocas zonas de España donde se dio cierto feudalismo. Ante los abusos de un señor, un aldeano acude a la justicia del rey, quien se desplaza por los distintos puntos de la Península para poner en orden los más diversos asuntos. Eran tiempos de cortes itinerantes, y así fue en España hasta la época de Felipe II. La tradición política hispánica es sintetizada muy bien en las obras de Lope y Calderón, quienes, como otros grandes artistas de nuestra historia, no se quedaron en vanos pesimismos o en auto-odios traicioneros, sino que al contrario, invocaron lo mejor de nuestro legado como ejemplo para solucionar los problemas. Fuenteovejuna es otra muestra de cómo la organización popular española impregna a la política cotidiana, y es muchas veces el rey quien, frente a los nobles, ha contado con la colaboración del pueblo. Fueros, uniones, cartas pueblas, behetrías, cabildos, audiencias, o el Derecho de Gentes no son casualidades. Y si se quiere conocer desde una óptica "más práctica", Lope y Calderón nos lo exponen con la mejor poesía de nuestra universal lengua.

Siempre recomendable.