jueves, 17 de abril de 2014

RIP GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ



Viendo la tele después de almorzar me he enterado de la mala noticia. Uno de los grandes de nuestra lengua ha muerto.

Como mis escasos y sufridos lectores saben, García Márquez constituía una de mis máximas admiraciones. Nunca olvidaré aquel verano de 2011, cuando, pocos meses antes de emigrar a Lima, me leí Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera; novela ésta que según nuestro malogrado autor, lo definiría una vez que no estuviera en este mundo. Antes había leído cosas suyas, y no hace mucho, remachaba El general en su laberinto. Unas novelas me gustaron más y otras novelas me gustaron menos, desde que al principio de la universidad lo fui conociendo con Crónica de una muerte anunciada, gracias a lo que, curiosa y acaso paradójicamente, fui desarrollando mi interés por los cristianos árabes en particular y la liturgia bizantina en general; pero no puedo negar que desde primera hora me sumergí en un universo literario del cual no he querido salir nunca. Siempre he admirado la constancia por la vocación, por esa vocación que yo quisiera traducir algún día en una práctica total. Y siempre he admirado esa calidad para con nuestra lengua, esa calidad descriptiva y narrativa, ese colorido folclorista, esa habilidad para contar la realidad, ante lo cual me he dado cuenta que a pesar de sus manipulaciones ideológicas, no exageraba, sin embargo, en otros aspectos, sino al contrario, se quedaba hasta corto... En fin, por muchas cosas, García Márquez ha sido un grande, y un demostrador de que la literatura hispanoamericana superó a la española, aunque a él no le gustaba hablar de "dos literaturas", sino simplemente, de literatura en lengua castellana. Ese es el camino. Empezando por ahí, podremos entender una futura reunión y una nueva geopolítica sensata, lejos de los visados asfixiantes que tanto decepcionaron a nuestro autor, que con todas las diferencias que tengamos, siempre consideró a España como su Madre Patria.

¡Qué gran poeta de la prosa!

Y bueno, que se nos van los grandes señores... ¿Quiénes nos van a quedar? Si a día de hoy no se hace más que... Por eso lamento tantísimo cuando un gran artista nos deja. Porque amén de no tenerlo presente, es una señal de que nos quedamos solos ante la mediocridad. Ya nos vamos quedando sin referentes en todos los sentidos... Qué pena...

Hasta siempre Gabo, gracias por tu arte y descansa en paz.








MIS REFERENCIAS LITERARIAS: GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ...


DE CINE: “EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA”, DE M...


MIS REFERENCIAS LITERARIAS: GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ...


MIS LECTURAS: GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ (5). VARIOS



MIS LECTURAS: "EL GENERAL EN SU LABERINTO", DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ.