martes, 8 de julio de 2014

SABIOS OBSERVADORES

Imagen de www.elmundo.es


España es un país donde abundan muchos aquellos que se creen sabios y observadores, a los cuales  les encanta irse por las ramas y desviar los temas. Encima, tienen un orgullo muy elevado y piensan que su opinión es importantísima, y lo triste es que al final acaban por estorbar tanto que, gracias ellos, nunca se hace nada bueno. Y ante el interminable friki-bizantinismo, los turcos siguen trepando por las murallas...

Pues sí que tenían razón Lope de Vega y Antonio Machado: Nuestros compatriotas, en vez de pensar, embisten.