lunes, 1 de septiembre de 2014

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE (XXXI)


ESCRIBO

Escribo porque escucho,
Escribo porque siento,
Escribo porque me indigno,
Escribo por el lamento.

Escribo porque pienso,
Escribo porque imagino,
Escribo de buena gana,
Un día y otro, escribo.

Escribo porque Sevilla es América,
Escribo por toda mi patria,
Escribo hacia el mundo,
Escribo para la mente vaga.

Escribo porque soy yo,
Escribo esto como cosa mía,
Escribo para mi propio pueblo,
Escribo, escribo todavía.

Escribo por el olor,
Escribo por el tacto,
Escribo por el gusto,
Escribo, entretanto.

Escribo contra el ladrón,
Contra el cacique y el enchufado,
Contra el charlatán ignorante,
Contra el soberbio paniaguado.

Escribo pensando en el rezo,
Que merece Dios Nuestro Señor,
Por eso, mis labios van susurrando,
Cabalgando hacia la oración.

Escribo por el que sufre,
Escribo por el que llora,
Escribo por el que ríe,
Escribo al que reacciona.

Escribo al hambriento,
Escribo al impaciente,
Escribo al sol y a la luna,
Escribo a lo frío y a lo ardiente.

Escribo a navajazos,
Escribiré mientras viva,
Porque de mi alma surge,
Esta potencia de vida.