miércoles, 1 de octubre de 2014

POEMAS DE LA EMIGRACIÓN (XXV)

Imagen de www.fierasdelaingenieria.com


CADA VEZ QUE VEO UN AVIÓN

Cada vez que veo un avión,
Surcar blanco ante la celeste inmensidad,
Pienso que podría ser el mío,
Y me imagino cuándo voy a regresar.

¿Cómo estará mi gente y mi tierra
En este preciso momento?
Me encantaría volar como el avión,
Y plantarme allí sorpresivo y contento.

Quién pudiera ser avión,
Con velocidad de fuego y aire,
Quién pudiera galopar entre nubes,
Con potencia, propulsión y donaire…

Y es que lanzo un suspiro que es un lamento,
Cada vez que veo un avión,
Cuánto falta para volver a mi tierra….
Qué largo se me hace el tiempo en el corazón…