miércoles, 19 de noviembre de 2014

MIS LECTURAS: "RECUERDOS DE LA GUERRA CARLISTA (1837-39)", DEL PRÍNCIPE FÉLIX LICHNOWSKY

Imagen de Wikipedia 


-En el mundo hispánico, como en otros muchos mundos, se vierten muchas mentiras. En nuestro caso, especialmente desde el siglo XIX. En la América Hispana, es la mitología de los próceres, y en España, desde Larra a Pérez-Reverte, todavía seguimos con que los frailes tienen la culpa de envenenar los pozos. Y por supuesto, que en el XIX se levantaron unos señores muy malos y oscuros, contrarios a la tranquilidad infalible del progreso, llamados carlistas, que sólo querían privilegios para los señoritos y que eran más antiguos que el andar para adelante. Claro que con esta ramplonería uno acaba muy pronto, pero todavía queda tanto... Y bueno, ya vacunado hace muchos años de esto, y con muchas y entusiastas lecturas sobre el tema, a través del enlace Recuerdos de la Guerra Carlista (1837-1839), del Príncipe Lichnowsky  he podido disfrutar de todo un diario de guerra de un aventurero y caballeroso barón prusiano que, no sin cierto romanticismo, hizo de su capa un sayo y sirvió a las órdenes de Carlos V. El interesante prólogo y la traducción corren a cargo de José M. Azcona y Díaz de Rada.

A día de hoy como que hemos perdido el formato de libro de viajes que tan característico fue del siglo XIX. Muchos extranjeros lo utilizaron recorriendo España, y algunos, como Irving o Merimée, demostraron que no se enteraron de nada. Sin embargo, otros muchos sí que son interesantes, y Lichnowsky está entre ellos, pues más allá de sus corajudas convicciones contrarrevolucionarias, también estamos ante muchas impresiones antropológicas y geográficas, en unas horas muy convulsas para una España que se debatía entre tradición y rupturismo, siendo que por desgracia, prevaleció lo segundo. Mas prevaleció oficialmente, que no popularmente en muchos casos.

En fin, una serie de peripecias, acciones, diplomacias, negociaciones y traiciones que tuvo que presenciar el príncipe y magníficamente contadas, con todo lujo de detalles y personajes importantes, como Cabrera, el conde de España, el traidor Maroto y compañía. Un documento excepcional de una época muy distinta, probablemente más "pobre", pero con más... bemoles; y muy explicativa de por qué nuestro futuro fue como fue... Y lo que nos queda...