sábado, 20 de diciembre de 2014

PORTAL DE BELÉN

Imagen de www.worldaccordingtomaggie.com


"El Libertador del mundo levanta su trono en un pe­sebre para darnos ejemplo de humildad, y nace pobre, y sin abrigo, como si quisiese demostrar a los hombres y a las sociedades redimidas y regeneradas por Él, que la civilización que brota de su doctrina como magnífico rau­dal ha de tener, como caracteres indelebles, no la inde­pendencia racionalista, sino la sumisión y obediencia, y ha de colocar la virtud sobre la riqueza, y los progresos morales sobre los materiales, uniendo con el brazo de la caridad a los débiles con los poderosos.

Los Reyes Magos, guiados por celeste luz, van a pos­trarse ante la cuna del Dios Hombre como ejemplo del deber que tienen todas las potestades de rendirse ante la suya, y como muestra de la obligación que pesa sobre los reyes de hincar la rodilla y ofrecer la corona al que da y quita los reinos, y juzga las justicias de los hombres.

En el portal de Belén comienza aquella frontera que termina en el Calvario y que separa perpetuamente dos mundos."

Juan Vazquez de Mella