jueves, 19 de febrero de 2015

PARA KARRA ELEJALDE



Estimado Karra:

Hasta la fecha, si bien habías pasado desapercibido para mi triste figura, eso fue cambiando un poco a raíz de que vi la película "OCHO APELLIDOS VASCOS", película que en líneas generales me sorprendió para bien. Creo que ante todo, es una película que ha servido para desdramatizar, y en estos tiempos tan jodidos que nos han tocado, eso nunca está de más.

Y así, bicheando entrevistas sobre esta película, veo la entrevista que te hacen junto a Carmen Machi, y ahora sí que no me sorprendo, por desgracia. Los mismos tópicos y las mismas pamplinas que vengo escuchando desde chiquinino, y tengo ya 33 tacos: Victimismo de quien quiere parecer pobre y ni de coña lo es, y de hecho por eso se habla así, porque al que lo pasa mal, no le alcanza el tiempo para tonterías progres. Con todo, lo que más me jode es que dices que no sois afines al gobierno. Mira Karra, eso no te lo crees ni tú. Por supuesto que sois afines, afines a toda la farfolla liberal, progre, manida e hipócrita que en estos 40 años nos ha convertido en el hazmerreír de medio mundo, y que ha sido el ariete para que miles de jóvenes no tengamos otra salida que la emigración. Ustedes, en todo caso, sois de la otra rama, sí, porque Carmen Machi protagonizó una serie, "Aída", que aquello era un chusco aparato propagandístico del PSOE. Ah, ¿pero es que de verdad te crees que el PSOE es diferente del PP? ¡Venga ya hombre! Que está muy visto ese cuento ya. Que sí, que "no a la guerra" pero cuando Zapatero mandaba tropas a Afganistán ahí os tocabais la ceja. Como si fueran distintos los casos de Irak y Afganistán, y como si al pueblo español (al que veis a distancia) le fuera mucho en ello. ¡Valiente ridículo hacéis cada vez que tocan los insufribles Premios Polla!

Tanto el PP como el PSOE os ha subvencionado siempre, os ha mimado como a la niña de sus ojos, porque de hecho, siempre os habéis prestado a hacer propaganda del régimen. Pero ahora, con esto de la crisis, sí, de esa crisis que vuestro adorado Zapatero decía que no existía, bueno, pues ahora resulta que la vaca no da mucha leche. Y Rajoy fríe a impuestos a todo quisqui, lo mismo que hacía Zapatero. Sí, pero por lo visto, no te indigna tanto que eso se lo haga a los autónomos. Claro, porque los que hacéis cultura (sí, ya vi que la película "Airbag" es mejor que el Quijote, figura. Con el primer lehendakari negro y el anillo en el conejo de la fulana) sois los del cine. Que no Karra, que no. Que para "el mito de la cultura", mejor te leas al filósofo Gustavo Bueno. Y que yo soy escritor y a mí nadie me da facilidades, como no se la dan a muchos jóvenes creadores que andan por ahí sin adscripciones politiqueras. Y que las discográficas y las editoriales son más culpables de la piratería que internet; lo mismo que ustedes sois los auténticos culpables de que haya gente que pase del cine.
Y si lo que queréis es exenciones de IVA y etcétera, yo digo que un mojón para ustedes. Hay que finalizar la política de subvenciones y exenciones de una vez por todas. Para ustedes, para vuestros coleguitas de los sindicatos cipayos, y para toda la mamandurria que lleva años viviendo del sudor ajeno; empezando por esos grandes empresarios que con la ley de las SICAV del felipato tan a gustito están y sin escuchar una queja de los del cine al respecto. Ya está bien de tantos privilegios. Y que los políticos del partido único PPSOE y sus socios de la burguesía separatista no nos echan a nosotros contra ustedes; que la gente, por muy agilipollada que esté, al final se da cuenta, porque sois muy descarados. Y mira ahora Bunbury y varios más queriendo hacer un Frente Popular en Madrid.... ¿Te imaginas a Bunbury en una trinchera? Jajajaja, si Enrique Líster reviviera, se iba a liar a palos con todos ustedes y no iba a a dar abasto.

En fin, cada vez que os escucho, se me quitan las ganas de ver cine ex-pañol, y es que os lo ganáis a pulso. "España" os parece bien como marca pero luego bien que echáis mierda sobre su imagen y su historia; no produciendo más que películas sórdidas y aburridas; aunque, como digo, en el caso de "OCHO APELLIDOS VASCOS" ha habido una saludable excepción.

No sé si parecerá que escribo desde la acritud, pero no es así. Escribo desde el hartazgo de escuchar siempre el mismo discursito aprendido-prefabricado, y escribo desde la emigración a la que el sistema que tanto os ha premiado, a nosotros nos ha obligado.

No te deseo ningún mal, ni a ti ni a tus compañeros, ni a nadie, pero ya está bien de tonterías. Y si no, coged la maleta o dedicaros a otra cosa, que seguro que al menos haréis más "cultura", porque el legado que estáis dejando es una puñetera mierda.

Venga, nos vemos.