martes, 2 de junio de 2015

RIP BENJAMÍN ESCARÓ



Ayer me enteré de la muerte del gran poeta peruano Benjamín Escaró, el mismo que me firmó su libro de décimas y con quien tuve el placer de compartir poético escenario en el parque Kennedy muchos viernes, tiempo ha. La verdad es que estoy consternando. Benjamín era una gran persona y me deja una honda huella, tanto a nivel poético como a nivel humano. Su capacidad, su memoria, su arranque, su amistad, sus dichos... Todo ello formará siempre parte de mis influencias. ¡Qué grande fue, D. Benjamín! Y qué grande será siempre en nuestros corazones.

Valgan mis sentidos versos por su memoria, porque creo que no hay mejor manera de homenajearlo:



BENJAMÍN ESCARÓ, IN MEMORIAM

Maestro de las décimas, en su dilecto
género no puedo escribir. Para eso
siempre estará su merced, custodiando esta
tradición tan arraigada en el suelo
hispanoamericano, que  batió desde
las entrañas poéticas de cuño ibérico.

Pero hombre, ¿cómo tiene la osadía
de adelantarse al Parnaso tan prontito?
Sí, digo prontito, porque juventud rezumaba
su poesía; juventud de hombre trabajador y digno
hijo del Callao, con el ingenioso talento
de quien es poeta a la vez humilde y altivo.

Y, aunque físicamente se ausente, siempre
estará en el alma de la poesía en el parque,
y cada noche en el anfiteatro sus décimas resonarán
con gracejo, y de su caballerosidad y empaque
brotarán inspiraciones para los poetas que se creen
jóvenes, mas que nunca alcanzarán su arranque.

¡Oh, joya de la música de la memoria!
Mire que Luciano Lértora también se nos adelantó,
y con su poesía, hecha música, le está esperando,
para un festival de poética emoción,
donde entrarán bien recibidos y premiados,
por haber dejado tan honda huella de corazón.

Descanse en paz, maestro de las décimas,
tenga un buen viaje, caro y admirado Don Benjamín,
yo me quedaré sus consejos y sus recuerdos,
con esa simpatía que no conocía el fin,
con esa sabiduría que bien merece un aplauso,
sabiendo que en la poesía siempre ha de vivir.





Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.
Requiescat in pace.
Amen.










Poesia en el parque, Benjamin Escaro - YouTube