domingo, 2 de agosto de 2015

MIS LECTURAS: "COMPENDIO DE LA REBELIÓN DE LA AMÉRICA", DE PEDRO PÉREZ MUÑOZ.

Imagen de es.wikipedia.org


-Gracias a mi amigo y colega quiteño  Francisco Núñez (oficial), hace tiempo que tenía almacenada esta importantísima obra epistolar que en verdad recopiló Fernando Hidalgo-Nistri. Si bien el género epistolar en nuestro tiempo prácticamente ha desaparecido, en el pasado fue muy importante. No se olviden, por ejemplo, las Cartas Marruecas de José Cadalso, que a la sazón era andaluz; como andaluz es Pedro Pérez Muñoz, gobernante originario de Málaga al que le tocó estar en Quito en plena rebelión secesionista. Cuando ocurrió la revolución, este hombre llevaba ya unos cuantos años en esta parte de Sudamérica, por lo que si bien es puramente subjetivismo lo que vemos, lo hace cuanto menos con conocimiento de causa. Le pilló lo más feo del asunto, dirigido principalmente por oligarcas criollos y mestizos, y sus diatribas no son baladíes. No obstante, no sólo son cartas de desahogo, sino también de propuestas, donde reconoce los errores cometidos a lo largo de toda la gobernación española en la zona que le tocó, y donde presenta un plan político muy ligado al pensamiento ilustrado, para mí, excesivamente centralista y a veces irreal, mas no exento de lucidez en muchos aspectos.

Es curioso, asimismo, su fiebre taxonómica, llegando a describir hasta el olor de cada gente... Algo que parece muy propio de los europeos del siglo XVIII.

El caso es que la voz de los realistas ha sido silenciada tanto en América como en la Vieja España. De hecho el estado ex-pañol se limita a actuar como "lobby LGTB" por Sudamérica al tiempo que apoya la Leyenda Negra y el pseudo-arte basura. No hay ni un triste recordatorio para los muchos peninsulares, criollos, mestizos, indios, negros, mulatos o zambos que mantuvieron enhiesta la bandera española en el Nuevo Mundo, mientras que los rebeldes, apoyados por muchos españoles revolucionarios y por toda la infraestructura del imperialismo británico, gozan de un culto pagano-surrealista por todas las ramas posibles de la derecha y de la izquierda.

Ningún documento es definitivo. Mas todos son necesarios. 200 años de mentiras es demasiado tiempo. Y en la América Hispana, lejos de haber entusiasmo popular por el bicentenario de las independencias (al igual que en España no hay ningún entusiasmo por el bicentenario de las Cortes de Cádiz que usurpó la aristocracia corrompida y el golpismo militar-liberal), lo que hay es un fondo crítico y hastiado que comienza a dar frutos muy interesantes. Hace años eran impensables estos debates. Ahora están por todas partes. Y gracias a esta obra, podemos ver un punto de vista muy interesante, si bien sesgado, pero eso: Siempre curioso.

Una obra muy recomendable, y tal vez imprescindible para entender la complejidad de los hechos acaecidos hace dos siglos, con la consiguiente ruptura de la Monarquía Hispánica y sus nefastas consecuencias.

Y bueno, como decíamos, empezamos la biografía de Valle-Inclán, aunque seguiremos leyendo entre líneas por otros derroteros. Ya informaremos.