jueves, 31 de diciembre de 2015

"25 DE DICIEMBRE, ¿ENIGMA RESUELTO?", POR VITTORIO MESSORI

La fecha del 25 de diciembre es algo más que un símbolo.
Los rollos de Qumran corroboran su exactitud.
Vittorio Messori
Cuando todos se han ido y las ciudades están vacías, ¿a quién --y a dónde-- vamos a mandar tarjetas y paquetes adornados con cintas y copos de nieve? ¿No vociferan los obispos contra esta orgía consumista a la que hemos reducido la Navidad? Entonces pasémosla a mediados de agosto. No parece imposible: en efecto, no fue la necesidad histórica, sino la Iglesia la que escogió el 25 de diciembre para contrastar y sustituir las fiestas paganas en los días del solsticio de invierno. El nacimiento de Cristo en lugar del renacer del Sol invictus. Pero al principio fue una decisión pastoral susceptible de alteración si el caso lo pide. Una provocación, obviamente, que se basaba, no obstante, en lo que admiten (mejor dicho, admitían) tranquilamente todos los estudiosos: la fecha de la Natividad en el calendario litúrgico es una elección arbitraria sin relación alguna con la fecha del nacimiento de Jesús, la cual nadie estaría en situación de determinar. Pues bien, parece que los propios expertos se equivocaron; y evidentemente, yo los seguí en su error. En realidad, hoy en día, gracias a los documentos de Qumran, podemos determinar la fecha con precisión: Jesús nació exactamente un 25 de diciembre. Un descubrimiento extraordinario y fidedigno del que no se pueden sospechar fines apologéticos cristianos, dado que se lo debemos a un catedrático judío de la Universidad de Jerusalén.
Vamos a tratar de explicar el mecanismo, que es complejo pero fascinante. Si Jesús nació un 25 de diciembre, su concepción virginal tuvo lugar sin duda alguna nueve meses antes. Efectivamente, en el calendario cristiano se celebra el 25 de marzo la anunciación del angel Gabriel a María. Por el mismo evangelio de S. Lucas, sabemos que hacía seis meses exactos que Isabel había concebido a Juan el precursor, que será llamado el Bautista. Aunque la Iglesia Católica no tiene una fiesta litúrgica para conmemorar dicha concepción, las antiguas iglesias de Oriente la celebran solemnemente entre el 23 y el 25 de septiembre. Esto es, seis meses antes de la Anunciación a María. Es una sucesión de fechas lógica, pero se basa en tradiciones imposibles de verificar, no en sucesos que se puedan fechar. Hasta tiempos bien recientes, todo el mundo coincidía en esto. En realidad, parece que no es así.
En efecto, debemos tomar como punto de partida la concepción de Juan el Bautista. El Evangelio de San Lucas da comienzo con el relato del matrimonio anciano formado por Zacarías e Isabel, esta última ya resignada a la esterilidad, que estaba considerada una de las mayores desgracias en Israel. Zacarías pertenecía a la clase sacerdotal, y un día que estaba de servicio en el templo de Jerusalén se le apareció el arcángel Gabriel (el mismo que seis meses más tarde se aparecerá a María en Nazaret), el cual le anunció que, a pesar de lo avanzado de su edad, él y su mujer tendrían un hijo. Habrían de llamarlo Juan, y sería «grande ante el Señor».
Lucas se preocupa de precisar que Zacarías pertenecía al grupo sacerdotal de Abías y que cuando se le apareció el ángel «oficiaba en el turno de su grupo». En el Israel de la antigüedad, los sacerdotes estaban divididos en 24 grupos que, siguiendo un orden inmutable, debían prestar servicio litúrgico en el templo durante una semana dos veces al año. Sabíamos que el grupo de Abías, al que pertenecía Zacarías, era el octavo en el orden oficial. Ahora bien, ¿cuándo le tocaba el turno de servicio? Nadie lo sabía. Pues bien, sirviéndose de investigaciones realizadas por otros especialistas, y trabajando sobre todo con textos encontrados en la biblioteca esenia de Qumran, he aquí que el enigma ha quedado resuelto por el profesor Shemarjahu Talmon que, como decía, enseña en la Universidad Hebrea de Jerusalén. El mencionado estudioso ha logrado precisar el orden cronológico de los turnos de los 24 grupos sacerdotales. El de Abías prestaba servicios litúrgicos en el templo dos veces al año, como las demás, y uno de aquellos turnos estaba fijado para la última semana de septiembre. Por tanto, era verosímil la tradición de los cristianos orientales que fija entre el 23 y el 25 de septiembre el anuncio a Zacarías. Y esta verosimilitud se aproxima a la certeza porque, estimulados por el descubrimiento del profesor Talmon, los estudiosos han seguido la pista y se han remontado al origen de esa tradición, llegando a la conclusión de que provenía directamente de la Iglesia primitiva judeocristiana de Jerusalén. Una memoria antiquísima y pertinaz la de las iglesias de Oriente, como se confirma en muchos otros casos.
Por consiguiente, lo que parecía un mito cobra de pronto nuevos visos de verosimilitud. Una cadena de acontecimientos que se extiende a lo largo de quince meses: en septiembre, el anuncio a Zacarías y al día siguiente la concepción de Juan; en marzo, seis meses después, el anuncio a María; en junio, tres meses mas tarde, el nacimiento del Bautista; seis meses después, nace Jesús. Y así llegamos ni más ni menos al 25 de diciembre, fecha que, como vemos, no se fijó al azar.
No parece muy factible trasladar la Navidad a agosto. Me desdigo de la propuesta, más que humillado, emocionado: al cabo de tantos siglos de persistente investigación los Evangelios no dejan de depararnos sorpresas. Detalles aparentemente inútiles (¿qué más daba que Zacarías perteneciera al grupo sacerdotal de Abías? Ningún exegeta hacía caso de eso) demuestran de pronto su razón de ser: dar testimonio de una verdad oculta pero precisa. A pesar de todo, la aventura cristiana continúa.

Il Corriere della Sera 9/7/2003

sábado, 26 de diciembre de 2015

A MIS SOLEDADES VOY

Imagen de www.taringa.net

"A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.
¡No sé qué tiene la aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de mí mismo
no puedo venir más lejos!
Ni estoy bien ni mal conmigo;
mas dice mi entendimiento
que un hombre que todo es alma
está cautivo en su cuerpo.
Entiendo lo que me basta,
y solamente no entiendo
cómo se sufre a sí mismo
un ignorante soberbio.
De cuantas cosas me cansan,
fácilmente me defiendo;
pero no puedo guardarme
de los peligros de un necio.
El dirá que yo lo soy,
pero con falso argumento,
que humildad y necedad
no caben en un sujeto.
La diferencia conozco,
porque en él y en mí contemplo,
su locura en su arrogancia,
mi humildad en su desprecio.
O sabe naturaleza
más que supo en otro tiempo,
o tantos que nacen sabios
es porque lo dicen ellos.
Sólo sé que no sé nada,
dijo un filósofo, haciendo
la cuenta con su humildad,
adonde lo más es menos.
No me precio de entendido,
de desdichado me precio,
que los que no son dichosos,
¿cómo pueden ser discretos?
No puede durar el mundo,
porque dicen, y lo creo,
que suena a vidrio quebrado
y que ha de romperse presto.
Señales son del juicio
ver que todos le perdemos,
unos por carta de más
otros por cartas de menos.
Dijeron que antiguamente
se fue la verdad al cielo;
tal la pusieron los hombres
que desde entonces no ha vuelto.
En dos edades vivimos
los propios y los ajenos:
la de plata los extraños
y la de cobre los nuestros.
¿A quién no dará cuidado,
si es español verdadero,
ver los hombres a lo antiguo
y el valor a lo moderno?
Dijo Dios que comería
su pan el hombre primero
con el sudor de su cara
por quebrar su mandamiento,
y algunos inobedientes
a la vergüenza y al miedo,
con las prendas de su honor
han trocado los efectos.
Virtud y filosofía
peregrina como ciegos;
el uno se lleva al otro,
llorando van y pidiendo.
Dos polos tiene la tierra,
universal movimiento;
la mejor vida el favor,
la mejor sangre el dinero.
Oigo tañer las campanas,
y no me espanto, aunque puedo,
que en lugar de tantas cruces
haya tantos hombres muertos.
Mirando estoy los sepulcros
cuyos mármoles eternos
están diciendo sin lengua
que no lo fueron sus dueños.
¡Oh, bien haya quien los hizo,
porque solamente en ellos
de los poderosos grandes
se vengaron los pequeños!
Fea pintan a la envidia,
yo confieso que la tengo
de unos hombres que no saben
quién vive pared en medio.
Sin libros y sin papeles,
sin tratos, cuentas ni cuentos,
cuando quieren escribir
piden prestado el tintero.
Sin ser pobres ni ser ricos,
tienen chimenea y huerto;
no los despiertan cuidados,
ni pretensiones, ni pleitos.
Ni murmuraron del grande,
ni ofendieron al pequeño;
nunca, como yo, afirmaron
parabién, ni pascua dieron.
Con esta envidia que digo
y lo que paso en silencio,
a mis soledades voy,
de mis soledades vengo."
Lope de Vega

jueves, 24 de diciembre de 2015

GUERRERO DE ALTO RENOMBRE


"Guerrero de alto renombre.
Y si es en número escaso
Y viene de galas pobre,
También con la fama cuenta
De los tercios españoles."

Ángel de Saavedra, duque de Rivas

"ANTE LAS AMENAZAS" - "LA ABEJA"

samar
Escribe: Antonio Moreno Ruiz.- Cuando hace tiempo el director de “La Abeja” me ofreció escribir para ese medio, me llené de ilusión. Conociendo el elenco que componía el proyecto, percibí muy pronto que era algo promisorio. Y así fui forjando mi columna “De ida y vuelta”, en la que escribo en total libertad. Empero, a raíz de mi artículo “Las bajas pasiones de la independencia”(1), un personaje dizque sanmartiniano, luego de perder un debate –también contestado por argentinos y peruanos- que nadie buscó sobre la figura de José de San Martín, terminó amenazándome con que me pueden pegar un puñetazo y hasta meterme en la cárcel. Más allá de lo anecdótico reconozco que me he sorprendido que esto pase en el Perú, pues si alguna virtud tiene el peruano, es que sabe escuchar. Muchas veces me han dado lecciones al respecto. Con gente de muy diversas adscripciones he debatido sobre la cuestión de las independencias americanas y nunca ha habido malas palabras de por medio.

domingo, 20 de diciembre de 2015

LA LIBERTAD SANMARTINIANA

Imagen de www.panoramio.com


Y esta fue la "libertad" que trajeron los "libertadores", contada por ellos mismos:

"Ya es tiempo de dejarnos de teorías, que 24 años de experiencia no han producido más que calamidades. Los hombres no viven de ilusiones, sino de hechos: ¿qué me importa que se me repita hasta la saciedad que vivo en un país de libertad si por el contrario se me oprime?... ¡Libertad! désela usted a un niño de tres años para que se entretenga por vía de diversión con un estuche de navajas de afeitar, y usted me contará los resultados. ¡Libertad! Para que un hombre de honor se vea atacado por una prensa silenciosa, sin que haya leyes que lo protejan y si existen se hagan ilusorias. ¡Libertad! Para que si me dedico a cualquier género de la industria, venga una revolución que me destruya el trabajo de muchos años y la esperanza de dejar un par de bocados a mis hijos.

¡Libertad! Para que se me cargue de contribuciones a fin de pagar los inmensos gastos originados porque a cuatro ambiciosos se les antoja por vía de la especulación, hacer una revolución y quedar impunes. ¡Libertad! ¡Libertad!...Maldita sea la libertad, ni será el hijo de mi madre el que vaya a gozar de los beneficios que ella proporciona, hasta que no vea establecido un gobierno que los demagogos llamen tirano y me proteja contra los bienes que me brinda la actual libertad".

Carta del general José de San Martin a Tomás Guido. 1º de noviembre de 1831. 

PUES ANDÁIS EN LAS PALMAS

Imagen de www.revistaecclesia.com


Pues andáis en las palmas,
Ángeles santos,
Que se duerme mi Niño,
Tened los ramos,
Palmas de Belén
Que mueven, airados,
Los furiosos vientos
Que suenan tanto,
No le hagáis ruido,
Corred más paso;
Que se duerme mi Niño,
Tened los ramos,
El Niño divino,
Que está cansado
De llorar en la tierra
Por su descanso,
Sosegar quiere un poco
Del tierno llanto;
Que se duerme mi Niño,
Tened los ramos,
Rigurosos hielos
Le están cercando;
Ya veis que no tengo
Con qué guardarlo;
Ángeles divinos,
Que vais volando,
Que se duerme mi Niño,
Tened los ramos.



Lope de Vega

"EL LEÓN IBÉRICO" - "RAIGAMBRE"


viernes, 18 de diciembre de 2015

BLANDURAS Y COQUETEOS

Imagen de www.fundacionsanezequiel.org.co


"¿Qué bienes se han conseguido con las blanduras y coqueteos con los enemigos de Jesucristo? ¿Qué males se han evitado, pequeños ni grandes, por esos caminos? No se consigue otra cosa con esa conducta que afianzar el poder de los malos".

San Ezequiel Moreno 

jueves, 17 de diciembre de 2015

COPLA CASTELLANA: JORGE MANRIQUE

Imagen de es.wikipedia.org

"Yo soy quien libre me vi,
yo quien pudiera olvidaros,
yo so el que por amaros
estó desque os conoscí,
sin Dios y sin vos y mí.
Sin Dios, porque en vos adoro,
sin vos, pues no queréis;
pues sin mí ya está de coro
que vos sois quien me tenéis.
Assí que triste nascí,
pues que pudiera olvidaros;
yo so el que por amaros
estó desque os conoscí,
sin Dios y sin vos y mí."

Jorge Manrique 

"LAS BAJAS PASIONES DE LA INDEPENDENCIA" - "LA ABEJA"

dtsn
Escribe: Antonio Moreno Ruiz.- Nos recuerda el historiador colombiano Pablo Victoria Wilches (1) que la familia de Simón Bolívar vivió obsesionada con obtener un título de nobleza de la Corona española pero que no pudo porque se negaba a desvelar el origen de un antepasado: En concreto, la bisabuela de Simón, que era negra; y esta familia Bolívar, que debían sus pingües riquezas al nefasto tráfico de esclavos, no quería que eso se supiera.
Simón Bolívar, que era llamado “el zambo” por los notables limeños, estuvo toda su vida acomplejado por su aspecto físico; siendo que algunos hermanos suyos habían heredado más físicamente a algún antepasado alemán. Esto de no querer desvelar el antepasado afro generó un resentimiento que marcó para siempre el carácter de Simón Bolívar, el dictador de la Gran Colombia.

jueves, 10 de diciembre de 2015

TODA CIENCIA TRASCENDIENDO

"Yo no supe dónde estaba,
pero, cuando allí me vi,
sin saber dónde me estaba,
grandes cosas entendí;
no diré lo que sentí,
que me quedé no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo."
San Juan de la Cruz

miércoles, 9 de diciembre de 2015

MIS LECTURAS: "CIENFUEGOS", DE ALBERTO VÁZQUEZ-FIGUEROA

Imagen de www.zoomnews.es


-Paseaba yo hará poco más de una semana  con mi esposa por la feria del libro de Larcomar, el último sitio donde justo hace un año despedimos a un amigo canario que se volvió a su isla. Dentro de mi patria, amén de por mis paisanos (y por los vecinos extremeños, por supuesto), siento predilección por gallegos y canarios, como ya habrán notado mis escasos y sufridos lectores. Con este amigo de Gran Canaria, siempre decíamos que "el andaluz y el canario, cortados por las mismas tijeras". Y eso, que acordándonos de todo esto, pues nos plantamos en el mismo sitio. La feria del libro sin duda ha crecido y mejorado, pero en cuanto a los precios, me parece cara. Como es comprar libros en general en Lima. Claro que para eso siempre estarán las librerías de viejo del Jirón Quilca y el mercado Amazonas. Y sorteando los diversos puestos, llegué hasta uno que está siempre en el mentado Amazonas, y entre las ofertas, estaba esta novela de Alberto Vázquez-Figueroa, y entre la nostalgia y la canariofilia, poco tardé en comprarla.

Me gusta el estilo de Vázquez-Figueroa. Me gusta escucharlo hablar. Pero ahora he sentido una decepción honda. Él mismo reconoce que ha escrito novelas que son una mierda. Pero no voy por ahí. La novela en sí tiene un formato muy atractivo: La inclusión de un isleño mestizo de ibérico y guanche en la hueste colombina que arribaría a Guanahaní. Los conocimientos marítimos y mundanos de Vázquez-Figueroa dan muchísimo juego para un relato aventurero de esta magnitud. Pero, a pesar de lo atractivo del formato, muy pronto empieza a romperse. Vázquez-Figueroa, acaso en aras de lo que el filósofo Gustavo Bueno denomina como "fundamentalismo democrático", mete una serie de anacronismos (hasta en las frutas: el mango, fruta asiática que demoró siglos en llegar a América...) que se van antojando progresivamente ridículos, hasta que llega al tema de la expulsión de los judíos, donde ya el maniqueísmo se torna aberrante. Poco más o menos, según Vázquez-Figueroa, los pobres judíos eran un pueblo amistoso y pacífico que sufrió las diatribas de unos guerreros bestias, intolerantes, racistas y malvados que no tenían otra cosa mejor que hacer que joderlos vivos.

De verdad, he terminado la novela ya por cabezonería, y porque es fácil de leer, pero esto ya es que es muy pesado.

De todas formas, agradecemos a Vázquez-Figueroa su monserga barata, porque de hecho, nos ha inspirado un artículo cuyo esqueleto le ofrecemos:

El "judaísmo a la carta" es algo que en España afecta tanto a liberales como a marxistas. Es más: No se entiende la versión marxista de España sin su clarísimo antecesor liberal-negrolegendario.
Sea como fuere, centrándonos en la obsesión judaica, la tesis suele ser la siguiente:
-España fue mala, intolerante y racista.
-España perdió a los únicos intelectuales y que hacían trabajos manuales.
-España entró en decadencia al minuto del edicto de expulsión de 1492.
-Como los judíos generaban riqueza, por eso somos pobres.
Pero claro, el problema viene así:
-Si España fue "racista", ¿por qué permitió quedarse a los judíos que abrazaron el cristianismo? (medida por cierto más que ingenua que nos costaría muchísimos quebraderos de cabeza,tema admitido por los escasos conversos sinceros...) ¿Por qué desde primera hora hubo negros libres que embarcaron para América, desde los negros curros de Sevilla y Cádiz a La Habana, hasta el conquistador negro Juan Valiente? ¿Cómo es que el negro Juan Latino fue profesor en Granada? ¿Cómo es que la misma Corona fomentó los matrimonios entre españoles e indias y viceversa? ¿Por qué el primer poblado de negros libres en el continente americano fue en la Florida española? ¿Por qué el mestizo Inca Garcilaso fue soldado de Juan Austria y enterrado con todos los honores en la catedral de Córdoba? ¿Por qué la Corona de Castilla reconoció los títulos de nobleza desde los descendientes de Moctezuma a la nobleza inca?
-Si España perdió a los únicos intelectuales que hacían trabajos manuales y tal, ¿también eso pasó en Inglaterra, Francia, Alemania, Bohemia, Rusia, Lituania, Polonia...? Digo, porque todos estos países también expulsaron a los judíos. Y muchas veces, con métodos más pacíficos que los empleados por los sionistas con los palestinos... Pero eso, ¿sólo los judíos leían y trabajaban? ¿Europa entera era analfabeta y necesitaba de la intelectualidad y el trabajo de los judíos?
-Si España entró en decadencia... ¿cómo se explica que en ese año de 1492 se reconquistara Granada, se llegara a América, se forjara la mejor infantería del mundo con el Gran Capitán, auténtico innovador de guerra y acaso creador de la figura del hospital militar; y que pocos años después España se confirmara como potencia marítima, militar y cultural, llegando desde las Antillas a los Andes y haciendo temblar los pantanos de Flandes; así como humillando a los muy poderosos ejércitos franceses? ¿Cómo es que el idioma español era estudiado en toda Europa, así como eran imitadas hasta nuestras vestimentas? ¿Cómo es que la pomposa Casa de Austria, acostumbrada al ornato europeo, adquirió nuestra sobriedad y austeridad? ¿Cómo es que, asimismo, poco después sean los tiempos de Cervantes, Quevedo, Gracián, Lope de Vega, Calderón de la Barca...? ¿Cómo es que en la América Española muy pronto se den escuelas iconográficas propias como la Escuela Cuzqueña o la Quiteña; o el arte indio-cristiano de México; así como el desarrollo de una espectacular música barroca acriollada, descendiente de fandangos, zarabandas, folías, canarios, etc.?
-Curioso es que los que se tiran de los pelos por cualquier crítica al sionismo como "antisemitismo" (como si los árabes no fueran más semitas puros que los judíos), caigan en el prototipo del judío como máquina de hacer dinero. De todas formas, ¿me pueden decir cuál es la riqueza generada por los judíos en Marruecos? ¿En Curazao? ¿En Turquía? ¿En los Balcanes? ¿Y en Argentina, uno de los países con más judíos del mundo?
Pues eso, señores, esta es la "historia" que nos meten en los colegios, en la literatura, en la televisión, en la radio... Y hasta en la sopa. Y así nos va, sin que nadie ose hacer preguntas críticas ante tantas indigestas gilipolleces.
P.D.: Dicho esto, ¿alguien me puede explicar por qué el estado ex-pañol, con el Letizio a la cabeza, le da la nacionalidad a los sefardíes y se la niega a los descendientes de españoles en Hispanoamérica?



En fin, ¡qué manera de cagarla! Algo que prometía, pero al final... Pfff.... Es como cuando nos pintaba a los serbios como fascistas... O como cuando intentaba explicar qué era el fascismo...

Se me han quitado las ganas de leer a Vázquez-Figueroa. Aunque seguramente se me pase con el tiempo. Pero de verdad, es que esto ya, amén de doler, cansa.

En fin, cambiamos de tercio y vamos con un libro de Julio Caro Baroja. Ya contaremos.






mis lecturas: "los ojos del tuareg" - antonio moreno ruiz



ANTONIO MORENO RUIZ: MIS LECTURAS: "TUAREG", DE ...


domingo, 6 de diciembre de 2015

¡VIVA DON QUIJOTE!

"Buenas, soy Emilio Calatayud.
¡Pero qué pollas es esto del ‘black friday’! ¿Por qué no lo llamamos rebajas, que es como se dice en castellano? Halloween ya ha vencido a Don Juan Tenorio y ahora el ‘black friday’ se dispone a hacer lo mismo con nuestras rebajas, chollos y gangas. Sólo los Reyes Magos resisten a duras penas el empuje de Papá Noel ¿Qué nos está pasando? ¡Viva mi paisano Don Quijote!"
Emilio Catatayud, Juez de Menores de Granada.

sábado, 5 de diciembre de 2015

DEMOCRISTIANOS Y EMPERADORES

"El Cristianismo nació al mundo en el seno del Imperio Romano, una sociedad en decadencia, subvertida. Allí la virtud no estaba en el primer lugar sino el vicio: ni la modestia, ni el saber, ni la capacidad, ni la honradez, ni el heroísmo, ni la magnanimidad. Para subir había que ser canalla; y la virtud era una especie de castigo de sí misma. ¿Qué hicieron los primeros cristianos? Se fueron al último lugar, al desierto; los que no fueron a parar primero a los leones del Coliseo. No se les ocurrió fundar un partido democristiano y hacerse elegir Emperadores."
Padre Leonardo Castellani

viernes, 4 de diciembre de 2015

DIOS HA SIDO VISTO

Imagen de www.la-oracion.com


"En otros tiempos Dios no había sido representado nunca en una imagen, al ser incorpóreo y no tener rostro. Pero dado que ahora Dios ha sido visto en la carne y ha vivido entre los hombres, yo represento lo que es visible en Dios. Yo no venero la materia, sino al creador de la materia, que se hizo materia por mí y se dignó habitar en la materia y realizar mi salvación a través de la materia. Por ello, nunca cesaré de venerar la materia a través de la cual me ha llegado la salvación. Pero de ningún modo la venero como si fuera Dios. ¿Cómo podría ser Dios aquello que ha recibido la existencia a partir del no ser? (...) Yo venero y respeto también todo el resto de la materia que me ha procurado la salvación, en cuanto que está llena de energías y de gracias santas. ¿No es materia el madero de la cruz tres veces bendita? (...) ¿Y no son materia la tinta y el libro santísimo de los Evangelios? ¿No es materia el altar salvífico que nos proporciona el pan de vida? (...) Y antes que nada, ¿no son materia la carne y la sangre de mi Señor? O se debe suprimir el carácter sagrado de todo esto, o se debe conceder a la tradición de la Iglesia la veneración de las imágenes de Dios y la de los amigos de Dios que son santificados por el nombre que llevan, y que por esta razón habita en ellos la gracia del Espíritu Santo. Por tanto, no se ofenda a la materia, la cual no es despreciable, porque nada de lo que Dios ha hecho es despreciable."
San Juan Damasceno

miércoles, 2 de diciembre de 2015

"POR EL CENTRO DE LIMA" -"LA ABEJA"

Cabecera de ida y vuelta
SanFra
Escribe: Antonio Moreno Ruiz.- Una vez Fernando Iwasaki, periodista y escritor limeño afincado en Sevilla, escribió que gracias a Sevilla fue que se reconcilió con Lima, puesto que la imagen que él tenía del centro de Lima era de desorden y tugurios; mas fue en la urbe andaluza donde se dio cuenta de las verdaderas dimensiones de Lima; y que luego volvió a encontrar a Sevilla en Zacatecas y en otras muchas ciudades de la América Hispana.

martes, 1 de diciembre de 2015

LOS ARCABUCES DE ESPAÑA

Imagen de es.wikipedia.org

«Los arcabuces de España
no hay fila que no destrocen,
no hay caballo que no ahuyenten,
no hay guerrero que no postren.
Y las picas españolas
no hay escuadra que no arrollen,
embate que no resistan
ni denuedo que no asombren».

Duque de Rivas