domingo, 1 de mayo de 2016

DE CINE: "LA JUGADA DE LA PIEZA BLANCA", DE HASSAN LATAFIAN

Imagen de www.youtube.com


-Pues nada, que otra vez vuelvo con mis "frikadas". Por Hispan Tv se pueden bichear películas iraníes, y como el que no quiere la cosa, me he bajado unas cuantas para verlas en los días venideros.

Hemos aquí una trama de espionaje donde la vida de un científico nuclear corre peligro, por mor de un saboteador que se dice que ha estado colaborando con la CIA en el Kurdistán. Como en Occidente se nos cuenta justo lo contrario, la historia de por sí tiene su punto atractivo. Es una película tranquila, sin alardes de sexo o violencia. La contraparte es que a veces se hace más lenta que un desfile de cojos, y las escenas de acción pues son demasiado inocentes. Algo parecido a lo que puede verse en algunas novelas turcas tan de moda ahora en Sudamérica.

Lo que sí se puede hacer con esta película es pensar y me explico: Se nos vende a Irán como el enemigo constante, como una especie de bestia sedienta que está esperando cualquier momento para aniquilarnos. Ya nos adelantaron este histerismo mediático con "No sin mi hija". Lo que no nos dijeron fue que la versión del padre de la niña era totalmente distinta, así como el de la norteamericana que sale en la película, que nada tiene que ver con la realidad. Estados Unidos, Francia e Israel tienen armas nucleares porque ellos lo valen, y sin embargo, otros no pueden desarrollar tal tecnología. Que ese fue uno de los motivos por los que Henry Kissinger mandó matar a Carrero Blanco, a todo esto.

No confundan mi postura: No me voy a ir a vivir a Irán ni nada de eso. Pero digo yo, ¿no es de extrañar que el Estado Islámico sea enemigo de Irán y sin embargo esté espoleado por los amigos de Occidente?

La verdad es que sobre Irán hay muchas desinformaciones e incógnitas. No sé si estas películas ayudarán a ir comprendiendo cosas. Pero por lo menos, se distrae uno. Aunque no estén entre mis favoritas.